Hogar y comunidades Lo que hay que saber Uncategorized

¿Tienes dudas sobre seguros de hogar? Encuentra aquí las respuestas

PREGUNTA-CASA

 

¿Qué es un seguro Multirriesgo de Hogar?

A la hora de asegurar una vivienda, se puede elegir entre varios tipos de seguros de hogar. Se puede optar por cubrir bien el contenido de una casa (muebles, electrodomésticos, joyas…), el continente (estructura y construcción de la vivienda), y/o la Responsabilidad Civil (RC) de ésta. Estos seguros se pueden contratar por separado, pero también es posible suscribir una póliza que cubra tanto el contenido como el continente de la vivienda, así como la Responsabilidad Civil frente a terceros, o incluso la defensa jurídica. Son los conocidos como seguros Multirriesgo de Hogar.

¿Qué diferencia hay entre los conceptos “continente” y “contenido” que aparecen en muchas pólizas del hogar?

El continente comprende, en general, aquellos bienes que no puedan separarse de la superficie que lo sustenta sin causar deterioro al propio bien o a la citada superficie. El inmueble destinado a la vivienda formará parte del continente (cimientos, muros, paredes, pintura, parquet, moqueta, escaleras, ascensores, garajes, zonas de recreo y deportivas, etc.). El contenido, por el contrario, será el conjunto de muebles, enseres, ajuar doméstico o de uso personal que se halle en el interior de la vivienda, así como electrodomésticos, objetos de valor y joyas (que sean propiedad del asegurado, familiares o personas que habitualmente convivan con él). Aquí están comprendidas placas solares y antenas parabólicas.

¿Qué coberturas tiene un seguro Multirriesgo de Hogar?

1. Daños materiales del contenido y del continente

Los principales daños que suelen cubrir los seguros Multirriesgo Hogar de casi la totalidad de las compañías son los que han sido ocasionados por:

  • Incendio, humo o explosión.
  • Daños por agua tales como los resultantes de filtraciones a través de tejados, azoteas, terrazas…; los ocasionados por fenómenos meteorológicos como la nieve o el granizo; los derivados de la rotura de una tubería; de dejarse un grifo abierto o de inundaciones.
  • Caída de un rayo.
  • Daños ocasionados por actos vandálicos o malintencionados.
  • Robo, expoliación y hurto de mobiliario, dinero en efectivo o joyas, entre otros bienes, por ejemplo, así como los daños ocasionados en la casa como consecuencia de estos delitos.
  • Atraco fuera del domicilio.
  • Cambio de cerraduras como consecuencia de un robo o hurto y reposición de llaves.
  • Indemnización por el uso fraudulento de tarjetas de crédito que hayan sido robadas o sustraídas en un atraco.
  • Daños ocasionados por la colisión de vehículos terrestres.
  • Daños eléctricos debidos a una subida de tensión e indemnización por daños en alimentos que se encontraban en frigoríficos o congeladores como consecuencia de la falta del suministro.
  • Rotura de espejos, cristales, aparatos sanitarios o placas vitrocerámicas, entre otros.

 2. Otras coberturas

 Asistencia en el hogar, que puede llegar a ser durante las 24 horas.

  • Atención médica de urgencias.
  • Protección Jurídica.
  • Asistencia Informática.
  • Reparación de electrodomésticos.
  • Inhabilitación de viviendas o pérdida de alquileres.
  • Reconstrucción de los daños originados en un jardín como consecuencia de un incendio o de la caída de un rayo, por ejemplo.
  • Reparación de calderas, aire acondicionado o de aparatos de audio y vídeo.

 3. Responsabilidad Civil:

Es importante contratar dentro de la póliza un seguro de responsabilidad civil que permita cubrir los acontecimientos que comprometan legalmente al asegurado. Básicamente, los sucesos ocurridos dentro de su vivienda o en las zonas comunes en las comunidades urbanas. Este seguro cubre los daños que tanto tú como tu familia podáis llegar a ocasionar.

¿Qué no cubre un seguro de hogar?

Hay una serie de hechos que nunca cubrirán ninguno de los seguros de hogar del mercado. Estos son, principalmente, los relacionados con la intencionalidad del asegurado para provocar un siniestro en la vivienda, los desastres naturales (si bien éstos están cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros siempre que la vivienda haya sido asegurada), y los conflictos armados.

¿Por qué debo asegurar mi vivienda?

El hogar es el patrimonio que, probablemente, requiere la mayor inversión económica. Por ello, es necesario tenerlo protegido de las muchas y diversas incidencias que pueden suceder. Por ejemplo, si se produce un incendio tu casa puede llegar a desaparecer o si ocurre un  escape de agua que inunde la vivienda de un vecino y no tienes contratado un seguro, deberás asumir todos los gastos que conlleva reparar estos daños.

¿Me interesa asegurar la vivienda si estoy de alquiler?

Sí, principalmente para proteger el contenido, es decir, mis pertenencias, y además disponer de cobertura de Responsabilidad Civil, que son los daños que pueda ocasionar a terceros.

Si voy a alquilar mi vivienda, ¿me interesa asegurarla?

Sí. Sobre todo para disponer de cobertura de responsabilidad civil. Además, si la alquilo con muebles, resultará fundamental asegurar el contenido.

¿Cómo puedo calcular el valor de mi vivienda y el mobiliario?

Con sólo contestar a algunas preguntas (los metros cuadrados, el año de construcción y la dirección…), tu corredor de seguros de confianza analizará el riesgo y te recomendará unos capitales, tanto para la vivienda como para el mobiliario. Si tú estás conforme con los capitales propuestos, las compañías no aplicarán la regla proporcional en caso de siniestro siempre y cuando dichos capitales se mantengan actualizados.

¿Qué ocurre si el valor que aseguro no es el correcto?

En caso de siniestro, si la suma asegurada es inferior al valor de los bienes (Infraseguro), la indemnización se reducirá en la misma proporción: se aplicará la Regla Proporcional. Por ejemplo, si el valor real del continente es de 60.000 € y el valor asegurado ha sido de 30.000 €, es decir, el 50%, la indemnización será del 50% de los daños sufridos. Si, por el contrario, la suma asegurada es notablemente superior al valor de los bienes la indemnización se ajustará al daño efectivamente causado (Sobreseguro).

¿Se actualiza el valor asegurado automáticamente o tengo que revisarlo todos los años?

 Anualmente, a la renovación de la póliza, las sumas aseguradas se revalorizan automáticamente en función del Índice General de Precios al Consumo que publica el Instituto Nacional de Estadística.

Si la comunidad de propietarios tiene ya un seguro ¿debo asegurar mi vivienda?

Si. El seguro de la comunidad cubre los daños al edificio (elementos comunes), pero no los daños que puedan ocasionarse en tú vivienda o los daños a terceros derivados de elementos privativos (no comunes). Por tanto, debes asegurar tú vivienda, el mobiliario y también completar el seguro de responsabilidad civil.

 Si mi vivienda está hipotecada, ¿tengo que aceptar el seguro que me propone la entidad financiera?

Eres libre de asegurar tú vivienda con la entidad aseguradora que desees, la entidad financiera no puede imponerte con quien contratar el seguro. Únicamente deberás facilitar a dicha Entidad copia de la póliza de hogar que tú suscribas. Eso sí, deberás comunicar a la aseguradora que la vivienda está hipotecada y facilitarle los datos de la entidad acreedora para reflejarlos en la póliza.

¿Por qué asegurar mi vivienda con una correduría de seguros?

Podemos citar, entre otras, las siguientes razones:

  • Ahorro garantizado: El análisis permanente y riguroso del mercado que las corredurías realizan constantemente, y la posibilidad de trabajar con varias compañías, les permite seleccionar el producto que mejor se adapte a las necesidades de sus clientes, consiguiendo la oferta idónea conforme a las condiciones coberturas/precio más ventajosas.
  •  Independencia: Un corredor de seguros es independiente e imparcial en sus opiniones respecto a la entidad aseguradora, y siempre prioriza los intereses del asegurado frente a cualquier otro factor. Por tanto, seleccionará las mejores condiciones para las  necesidades reales y particulares de su cliente. Así, por ejemplo, si un cliente reside en una zona con abundantes precipitaciones, su corredor buscará aquellas compañías que aseguren mejor los daños producidos por fenómenos meteorológicos, filtraciones o, en general, daños por agua.
  • Asesoramiento, profesionalidad y servicios post-venta: Los corredores se encuentran sometidos a una estricta normativa de requisitos financieros y de profesionalidad, cuyo cumplimiento es obligatorio para poder acceder y desarrollar su actividad. Una de las funciones principales del corredor de seguros es la asistencia continua y permanente a su cliente durante la vida del seguro, especialmente en caso de siniestro. Esto es muy importante, porque en ocasiones existen malas interpretaciones de los condicionados de las pólizas por parte de las compañías y éstas le pueden indicar al asegurado que un siniestro está excluido cuando realmente no lo está, o que la indemnización es inferior a la que realmente debería de recibir.

Equipo técnico NB21

comments

  1. Esperanza

    Tengo mi seguro de hogar que tengo contratado solo el contenido, tenemos el seguro comunitario. Hacen unas obras en el bajo comercial debajo de mi casa y me levantan las baldosas del baño. Aviso al administrador de la comunidad y me dice que tienen que venir un perito de mi compañía. Mi compañía dice que no , que venga el perito del seguro comunitario, quiero saber a quien corresponde al seguro comunitario. No me quieren facilitar el teléfono del propietario del local diciéndome que no disponen de telefono de el. Que puedo hacer.
    Un saludo
    Gracias de antemano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>