Seguros al desnudo » Blog Archives

Tag Archives: corredor de seguros

Lo que hay que saber Sector asegurador Uncategorized

Los mediadores de seguros ¿Qué vendemos?

Published by:

Asesoramiento

A los que nos dedicamos a esta profesión, seguro que nos han hecho en más de una ocasión esta pregunta, de ahí que yo se la haga a ustedes. Los mediadores de seguros ¿Qué vendemos?

La respuesta parece obvia: Seguros. Pues bien, después de meditarlo durante muchos años de ejercicio, yo les digo que no vendemos seguros, sino que nosotros somos “Asesores en seguros”, ¿y por qué? Pues porque cuando un verdadero mediador de seguros está con su cliente no sólo busca una venta, busca una solución adecuada a una necesidad concreta.

Por lo que vuelvo a preguntar:

Los mediadores de seguros ¿Qué vendemos?

Desde este punto de vista, parece que nosotros vendemos nuestro conocimiento de una materia (los seguros), para poder prestar el mejor servicio a nuestros clientes.

¿Qué nos diferencia entonces de un asesor fiscal, laboral o legal?, Nosotros somos especialistas en seguros. De la misma que cuando una persona tiene una duda legal hace una consulta a un abogado y por dicha consulta le cobran, pero con la diferencia de que los mediadores de seguros “gratis” a nuestros clientes. Por ello creo que los mediadores de seguros, debemos hacer un esfuerzo enorme para que éstos sean conscientes de este importantísimo detalle y poder marcar distancias de otros canales de distribución de seguros que, efectivamente, sólo buscan vender seguros sin tener en cuenta que necesita el cliente. Estos canales cada vez son más variados y numerosos y a su vez menos profesionales, ya que la actual situación económica ha provocado que el sector de la distribución de seguros sea un buen refugio con la que poder paliar la falta de ingresos.

Todo ello no beneficia nada a nuestra profesión, ya no sólo por la competencia que pueda suponer, sino porque esta competencia es desleal. El canal bancaseguros, condiciona a sus clientes a contratar una serie de pólizas de seguro a la concesión de créditos o al no cobro de otros servicios, ¿Dónde está aquí el asesoramiento al cliente?

Por otra parte, grandes colectivos (cooperativas, grandes empresas, etc..), han tomado la decisión de hacer de auto-mediadores de seguros con el fin de poder obtener unos ingresos extraordinarios, y yo me pregunto, … ¿Quién asesora a estos “auto-mediadores”?, ¿Las compañías de seguros?, ¿su propio personal que anteriormente dedicaba a otras labores?, ¿están realmente cualificados y formados para poder conocer el servicio que deben prestar tanto a la hora de contratar o en el supuesto caso de un siniestro? Por no hablar de los canales de venta online o telefónico, que sólo ofrecen mejores condiciones económicas si preocuparse en conocer un poco al cliente. Todo esto ha llevado a que el cliente anteponga el precio al servicio prestado, y esto, no es vender seguros.

Debemos aprovechar este escenario de importantes cambios en el sector con la implantación del nuevo Baremo (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación), y la Directiva Solvencia II, para explicar a nuestros clientes la diferencia entre el canal tradicional y los “nuevos” canales de distribución que sólo se basan en el precio o en condicionar la contratación a otros beneficios. Todo esto ha provocado que tanto el cliente como nosotros nos hayamos olvidado que lo realmente importante es el servicio que pretende prestar el seguro y lo que realmente necesita nuestro interlocutor.

Tenemos una “Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados”, que por momentos parece papel mojado, por lo que debemos desde nuestras asociaciones demandar a las autoridades que velen por el cumplimiento de la misma, de otra forma, seremos nosotros los primeros en incumplirla.

Una anécdota cierta: una vez compré por internet una prenda de ropa porque estaba a muy buen precio, cuál fue mi sorpresa cuando la probé no era de mi talla, al intentar devolverla me costaba casi tanto los portes de devolución como lo que había pagado por esta prenda; solución regalé la prenda a alguien que si le servía.

Centrémonos en vender a nuestros clientes prendas que les queden bien para que cuando las necesiten les sirvan y si nos dicen que la encuentran más barata en otra parte, intentemos hacerles ver que lo que le están vendiendo no es de su talla.

 

Equipo técnico NB21

Lo que hay que saber

¿Sabes qué te aporta un corredor de seguros?

Published by:

corredor de seguros

Existe en el imaginario colectivo la idea de que un corredor de seguros es un mero intermediario que se dedica a vender pólizas de seguros a  cambio de una comisión. Que su trabajo se limita a colocar el riesgo en la compañía  buscando aquella en la que el precio se ajuste a las expectativas del cliente sin ir más allá. Nada más lejos de la realidad de hoy en día.

Este imaginario colectivo ha estado alimentado por el desconocimiento del consumidor al cual no se le ha transmitido de manera eficaz las diferencia que existen entre la figura del corredor de seguros y la de otros canales de distribución.

 

El factor diferenciador mayor es la independencia. El corredor de seguros es independiente de las compañías aseguradoras con las que trabaja. Este es un aspecto fundamental si se quiere tener un asesoramiento imparcial. Es importante distinguir bien entre un corredor de seguros y un agente. Los agentes son exclusivos de una compañía, eso significa que solo va a ofrecer una opción para cada riesgo, la de la marca que representa.

El mundo de los seguros es terriblemente complejo, además de ser uno de los sectores que más invierte en publicidad. Sólo hay que encender la TV en prime time y esperar a una pausa publicitaria. En una pausa de 7 minutos verás como mínimo dos spots publicitarios de compañías aseguradoras. Y probablemente más. Todas afirman ser las mejores. ¿Con cuál me quedo?. Ahí es donde entra el corredor de seguros con una de sus principales ventajas: no depende de ninguna compañía.

Contratar un seguro es una cuestión importante, no es un mero trámite. Muchas veces el seguro más barato no es el que más te conviene, sencillamente porque no cubre adecuadamente los riesgos concretos de tu caso en particular. Cada persona o empresa son diferentes y tienen necesidades distintas. Unos euros de diferencia pueden marcar la frontera entre la tranquilidad y la incertidumbre. El corredor de seguros no se limita a comparar precios, sino que busca lo que más se ajuste a lo que realmente necesitas, sin coberturas superfluas pero evitándote sorpresas desagradables en caso de siniestro.

Además, el factor geográfico importa. No todas las compañías ofrecen un servicio igual en todas partes. El conocimiento del  corredor de seguros de todo el mercado y de la zona en la que trabaja le permite aconsejar qué compañías son más recomendables en cada zona y para cada tipo de seguro.

Otra pregunta que te puedes plantear ¿Es más caro contratar a través de un corredor de seguros? ¿Si me evito al “intermediario”  podré conseguir un precio más ajustado?.  Rotundamente no.  El corredor de seguros no es más caro. Se pueden llegar a conseguir  mejores precios a través de una correduría de seguros. Hay corredurías de seguros como el caso de NB21 que gestionan más de 56.000 pólizas al año. Una correduría de seguros así ,se defiende mucho mejor a la hora de negociar con una aseguradora que un particular. Conoce todos los precios del mercado y lo más importante las coberturas. Analizará muy bien tus necesidades de aseguramiento, advirtiéndote de deficiencias, franquicias o cláusulas limitativas que a ti te pueden pasar desapercibidas, consiguiendo un precio equilibrado a lo que tú quieres cubrir.

Además de todo esto, el corredor de seguros no se limita a venderte un seguro y olvidarse de ti. La independencia vuelve a cobrar toda su fuerza en ese momento al que nosotros llamamos “El momento de la verdad”. Cuando ocurre el siniestro. A nuestros clientes, le deseamos que nunca llegue ese momento, sin embargo , si llega, es cuando se pueden apreciar grandes diferencias, precisamente porque somos independientes. La prioridad del corredor de seguros es conseguir que el cliente quede satisfecho, que se cumpla el contrato sin ninguna cortapisa y siempre anteponiendo  sus intereses. Con todas las herramientas profesionales que ponemos a su disposición: asesoramiento legal, gabinete pericial, personas de confianza que lo gestionan, etc. reclamamos el cumplimiento estricto de sus derechos.. El corredor de seguros es una figura cercana, con un equipo de personas que se preocupan realmente por ti.

Las corredurías de seguros además son empresas sometidas a estrictas regulaciones y controles que garantizan que el servicio que prestan se ajusta a los requerimientos del cliente. Tienen que estar registradas en la DGSFP (Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones). Esta les exige una serie de requisitos de obligado cumplimento. También existen asociaciones sectoriales que difunden códigos de buenas prácticas. Se trata de una profesión altamente regulada, tanto legal como voluntariamente.

En definitiva, con un corredor de seguros tendrás la tranquilidad de saber que siempre disfrutas del mejor seguro posible para ti, ahorrándote molestias, trámites y dolores de cabeza. Y no sólo de forma presencial, ya que cada vez son más las corredurías que dan el salto a prestar todos o parte de sus servicios a través de oficinas online. Sin lugar a dudas, un corredor de seguros es la opción más ventajosa para ti a la hora de contratar un seguro.