Lo que hay que saber Seguros de ahorro y jubilación

¿Qué debo saber para planificar mi jubilación?

ScreenHunter_98 Dec. 10 19.53
  1. Si hay pensiones públicas, ¿Por que debo planificar mi jubilación y ahorrar para ese momento?

Hace unos años nadie se planteaba qué sería de nuestro sistema de Seguridad Social, sin embargo ahora se ha demostrado que el sistema de reparto, tal cual está concebido, no es sostenible a largo plazo.

Tenemos que ser conscientes de que nuestra jubilación depende cada vez más de nosotros mismos, por ello es muy importante que seamos capaces de ahorrar lo suficiente a lo largo de nuestra vida laboral para, llegado el momento de la jubilación, poder mantener el nivel de vida deseado.

2. ¿Cuándo debo empezar a planificar mi jubilación? ¿ Aparte del tiempo que otros parámetros debo tener en cuenta?

Cuanto antes empieces menor será el esfuerzo que tendrás que hacer mañana, no sólo por disponer de más años para ahorrar, sino porque a lo largo de esos años, la rentabilidad que pueda generar ese ahorro te ayudará a conseguir antes tu objetivo.

En este cuadro, os muestro un ejemplo de un ahorro de 150€ al mes, así veréis las ventajas de empezar cuanto antes con ello e incluso lo que variará la cantidad de dinero que percibiremos mensualmente en el momento de jubilación.

(Es un ejemplo donde no se tienen en cuenta los impuestos, ni la inflación pero nos podemos hacer una idea)

 

Podemos jugar con la cantidad de dinero a aportar mensualmente, la edad con la que empezamos a ahorrar para este fin y el nivel de vida que deseamos mantener cuando nos jubilemos.

3. ¿Por qué un plan de pensiones  o de jubilación y no un fondo de inversión?

Los fondos de inversión y los planes de pensiones son dos instrumentos de inversión muy parecidos. Básicamente consisten en que los inversores aportan dinero a un fondo común que es gestionado por el gestor del fondo o plan.

Pero  la gran ventaja de los planes de pensiones respecto a los fondos de inversión es su favorable trato fiscal a la hora de realizar las aportaciones.

Esa ventaja fiscal consiste en que el partícipe puede deducirse de su base imponible las cantidades aportadas hasta un determinado límite que depende de la edad y de los ingresos totales

 

4. ¿Cuál es la principal diferencia fundamental entre  lo que comúnmente se conoce cómo plan de pensiones y plan de jubilación? ¿qué otros productos puedo valorar a la hora de planificar mi jubilación?

Además de otras muchas diferencias, las  principal diferencia de ambos tipos de ahorro estriba en el tratamiento fiscal de ambos, así, los planes de pensiones tienen un tratamiento fiscal beneficioso en el irpf anual, mientras los planes de jubilación no desgravan y su tratamiento  fiscal se produce en el momento de su cobro.

Los planes de pensiones son el producto estrella para la jubilación. Sin embargo, el mercado ofrece diversas alternativas a la hora de armar una cartera de inversión para el ahorro a largo plazo.

Os planteo  cinco alternativas de ahorro a los planes de pensiones primero para familiarizaros con otros productos financieros no tan conocidos por el público general y segundo para poder crear una cartera equilibrada.

  • Fondos de inversión: la alternativa más clara a los planes de pensiones ya que a fin de cuentas su funcionamiento es muy similar. Se trata de producto con una política de inversión definida que invierte en cestas de diferentes activos para rentabilizar el dinero de los depositantes. La ventaja respecto a los planes de pensiones es su mayor liquidez, ya que el dinero puede retirarse casi en cualquier momento. Por el contrario, las aportaciones no gozan de incentivos fiscales.
  • Planes de Previsión Asegurados: los PPA se ha convertido en una de las alternativas en boga ya que su fiscalidad es la misma que la de los planes de pensiones con la diferencia de que el capital invertido está 100% garantizado. En este sentido actúan como un fondo de inversión garantizado. Al igual que los planes de pensiones, el dinero no se podrá recuperar hasta el momento de la jubilación.
  • Planes de Ahorro Sistemático: los llamados PIAS no han parado de crecer en los últimos años. A diferencia de los planes de pensiones el dinero se puede recuperar en cualquier momento y no es necesario esperar a la jubilación. Sin embargo, sí que goza de incentivos fiscales para las ganancias generadas en plazos superiores a los 10 años. El dinero invertido no tiene por qué estar garantizado, pero la mayoría de entidades sí que lo hacen.
  • Seguros de jubilación: su funcionamiento es similar al de los PIAS y se pueden recuperar en forma de renta vitalicia con la ventaja fiscal de que este capital tendrá la consideración de devolución a efectos del pago de impuestos.
  • ETFs: los fondos cotizados son fondos de inversión que cotizan como si fuesen acciones. Lo que nos hace incluir este producto como alternativa a los planes de pensiones y no la inversión en acciones es su especialización a la hora de replicar índices bursátiles enteros. Esto se supone que sirve para diversificar la inversión (estamos invirtiendo en una cesta de empresas de diferentes sectores frente a una sola compañía) y que los índices son más estables que una acción individual. Sin embargo, conviene aclarar que como producto de inversión es mucho más volátil que el resto de opciones y también algo más arriesgado.

Al final no se trata de elegir uno u otro producto, sino más bien de realizar una combinación de dos o tres de ellos, incluidos los planes de pensiones. De esta forma, se podrían contar con un plan de pensiones y un PIAS como opciones más conservadoras y utilizar los ETFs e incluso los fondos de inversión para arriesgar un poco más por una parte y ganar liquidez por otra.

 

5. Si una de mis preocupaciones es que pueda necesitar dinero por circunstancias extraordinarias, ¿qué  producto o productos son convenientes que contrate?

 Si tu preocupación es poder disponer del dinero hay varias opciones, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, el cerdito-hucha de casa, debajo del colchón pero la que yo recomendaría es el conocido PIAS, del que hablamos en el punto anterior. A diferencia de los planes de pensiones se puede recuperar en cualquier momento y no esperar a la jubilación, goza de ventajas fiscales a partir de los 10 años y se puede percibir en renta si lo deseas. Pero en un momento de necesidad lo tienes disponible.

 6. Si soy autónomo, ¿necesitare ahorrar más o menos que un asalariado para la jubilación? (pensión media jubilados asalariados VS autónomos)

Según los datos oficiales de la Seguridad Social, un autónomo cobra mucho menos que un asalariado durante su jubilación. Concretamente, 358 euros mensuales menos.

Así, mientras la pensión media de un asalariado asciende a 956,19 euros, la de un autónomo jubilado apenas llega a los 598,31 euros, una diferencia que establece un claro agravio comparativo a la hora de colgar el hábito de trabajo. El motivo básico de esta diferencia reside en que gran parte de los autónomos cotiza por la base mínima, una decisión beneficiosa a corto plazo pero perjudicial a largo.

Si un autónomo quiere tener una pensión decente por la Seguridad Social, tiene que subir muchísimo la base de cotización, y por tanto la cuota mensual, los últimos años de trabajo. Teniendo un plan de pensiones puede llegar a cobrar lo mismo con muchos menos gastos. Además desgrava el 100% de lo aportado en la declaración de la renta.

 

7. ¿Qué rentabilidad media se ha obtenido con estos productos durante los últimos años y como se ha visto afectada por la crisis?

La rentabilidad media anual de los planes de pensiones del sistema individual alcanzó el 12,98 % en mayo, según los datos publicados hoy por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

Los mismos datos ponen de manifiesto que todas las categorías de los planes de pensiones han registrado en mayo rentabilidades “excelentes”, según Inverco, que ha advertido de que al analizar las cifras hay que tener en cuenta que los mercados de renta fija y variable estuvieron en zonas de mínimos en 2012.

Inverco ha explicado que los rendimientos van desde el 2,7% en renta fija a corto plazo, hasta el 18,4% en renta variable, superando todas las categorías “con amplitud” la tasa de inflación estimada del periodo (0,3%).

Por su parte, en los plazos largos, de 23, 20, 15 y 10 años, las rentabilidades medias anuales también son “muy positivas”, alcanzando el 4,9%, 3,8%, 1,9% y 2,3%, respectivamente, para el total de planes del sistema individual.

Por último, según pone en valor Inverco, en los últimos 5 años, y pese a la “profunda crisis económica”, los planes de pensiones han tenido una rentabilidad media anual del 2,5%.

 

8. En caso de fallecimiento, ¿mis herederos pueden recuperar el dinero?

Si. Los herederos del beneficiario podrían, en caso de fallecimiento de éste, cobrar el total del plan de pensiones.

 

9. ¿Y en caso de invalidez, voy a poder recuperarlo o adelantar el cobre una pensión?

Sí, si el beneficiario se viera incapacitado totalmente para la profesión habitual o para cualquier otro trabajo o gran invalidez. Para ello,  tiene que acreditarse con los correspondientes documentos expedidos por la Seguridad Social y pasar por un reconocimiento médico.

Si el beneficiario se encuentra en situación de dependencia severa o gran dependencia a causa de una pérdida de autonomía mental o física, también se podrá rescatar la cantidad íntegra del Plan de Pensiones.

 

10. Tengo 35 años  una capacidad de ahorro limitada  ¿merece la pena que me haga un plan?  ¿Por qué? ¿A partir de que cantidad es interesante? ¿Qué tipo de producto?

 Como ya comenté antes, cuanto antes empieces menor será el esfuerzo que tendrás que hacer mañana, no sólo por disponer de más años para ahorrar, sino porque a lo largo de esos años, la rentabilidad que pueda generar ese ahorro te ayudará a conseguir antes tu objetivo.

La cantidad a ahorrar depende del nivel de vida que desees mantener cuando te jubiles, debes de pararte a calcular que cantidad de dinero necesitas para cumplir ese fin. Cuanto más joven lo hagas, con menor esfuerzo económico conseguirás ese objetivo.

El producto más interesante es el plan de pensiones porque así te beneficiarás de la desgravación anual en tu declaración.

Si en un momento dado no puedes afrontar los pagos mensuales siempre puedes paralizar las aportaciones y continuar con ellas en el momento que mejore tu economía teniendo en cuenta siempre que ese tiempo no has aportado y vas a tener que “recalcular tu financiero” para poder llegar al objetivo marcado en un principio.

 

María Rodriguez Santalla

Norbrok21