Lo básico en un minuto Lo que hay que saber

Necesito contratar un seguro, ¿qué hago?

affliction

En los tiempos que corren, en los que todo el mundo anda con prisas y sobre todo mirando la “peseta”, nos puede parecer una buena opción buscar un seguro en uno de los múltiples comparadores que se anuncian, pero…. ¿realmente nos van a dar todo lo que nos ofrecen? ¿Rapidez y precio? Ahí podemos empezar a discrepar… Es innegable que si entras en un comparador de seguros y pones unos mínimos datos, éste te ofrece una lista interminable de precios en menos de dos minutos, y hasta ahí puedes creer que has ganado tiempo.

Sin embargo, una vez llegados a este paso te vuelves a preguntar: Y ahora… ¿qué hago? Se pueden dar dos situaciones dependiendo del comparador que hayas utilizado:

La primera es que no te permita contratar. No te preocupes, te ofrecen alternativas: O llamas a uno de los teléfonos que te facilitan para poder contactar con una compañía determinada (después de hablar un ratito con una máquina) o accedes a alguno de los enlaces que te proporcionan redirigido a las webs de las compañías. A partir de aquí tendrás  que volver a cubrir los datos anteriores y algunos más, con lo que es más que probable que el nuevo precio no tenga nada que ver con la referencia que tenías en un principio… Tú verás, pero ya llevas un ratito consultando un seguro y lo más probable es que el resultado sea el mismo que con la compañía anterior.

La otra opción que  puede ofrecerte un comparador de seguros es permirte contratar en ese momento. En este caso  además de la posibilidad de  que varíe el precio como en el supuesto anterior, lo más probable es que empiecen a asaltarte una serie de dudas, que nadie puede contestar ya que estás tú solo frente a un ordenador,  por ejemplo: ¿por qué habrá tanta diferencia de precio entre unas compañías y otras? ¿la compañía que ofrece el mejor precio será solvente? ¿si quiero consultar o modificar mi póliza a dónde tendré que dirigirme? ¿cómo responderá esta compañía en el caso de tener un siniestro, podré confiar en su gestión?

Conclusión: quizás pienses que  lo mejor que puedes hacer es escoger una compañía con el precio más alto para no arriesgar, pero entonces no estarás contratando lo que realmente buscabas, que era el precio, por lo que te vuelves a preguntar… y ahora ¿qué hago?

Si permites una sugerencia, te diríamos que consultaras con una Correduría de Seguros. ¿Por qué?. Son tres los motivos realmente importantes para que te decantes por consultar tu seguro en una correduría:

El primero es que tienes a tu disposición un equipo especializado en el sector que te podrá ofrecer la mejor opción de seguro según tus necesidades. En caso de que tengas cualquier duda al respecto será una persona de carne y hueso la que te pueda contestar. Además  te asesorarán en todo momento, desde que se formaliza la póliza, pasando por las renovaciones, y sobre todo en el caso de que surja un siniestro, ya que será la Correduría  la que realice todos los trámites necesarios con la compañía que corresponda, e incluso todas las reclamaciones que se precisen. Este asesoramiento comienza con la parte más importante a la hora de contratar un seguro, y la que más peso tiene en el precio final: las coberturas. Decidir qué coberturas necesitas realmente no es fácil, por lo que los corredores de seguros realizamos un análisis de los riesgos que deben cubrirse en cada caso y te recomendamos lo que mejor se adapta a ti. Una cosa que nunca debemos olvidar es que nadie regala nada, y que las diferencias de precio entre una compañía y otra (muchas veces muy abultadas) tienen mucho que ver con las coberturas que proporcionan y en la limitación de sus capitales asegurados.

El segundo motivo es la experiencia de un corredor de seguros. Tenemos un profundo conocimiento no sólo de las pólizas y de las coberturas, también de la gestión de siniestros e indemnizaciones y conocemos cuáles son las compañías que ofrecen un mejor servicio en cada caso. No todas las compañías cubren todas las áreas geográficas por igual, algunas tienen mejores servicios en unas zonas que en otras, y esto es algo que debe ser tenido siempre en cuenta.

El tercer motivo por el cual te debes decantar por consultar tu seguro en una Correduría, es porque te van a ofrecer lo que realmente buscas. Por una parte tiempo, ya que serán ellos los que hagan el trabajo por ti y así no perderás el tuyo,  y por otra parte, precio, ya que te pueden ofrecer el más competitivo en función de tus necesidades. ¿Cómo pueden hacer esto? Muy fácil, una Correduría de Seguros trabaja con muchas aseguradoras pero no depende de ninguna de ellas, por lo que puede conseguir el seguro que tú realmente necesitas y al mejor precio posible. Ten en cuenta que tenemos miles de clientes y eso nos da una gran capacidad para negociar precios ventajosos con las compañías.

Y ahora, ¿aún te sigues preguntando….. qué hago?

Adela Muiño. NB21 Correduría de Seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>