Category Archives: Seguros de salud

Lo que hay que saber Seguros de salud

Desmontando mitos sobre los seguros de salud

Published by:

seguros salud

1. La sanidad privada quiere sustituir a la pública.

Falso. Existe una cierta idea, agudizada en esta época de crisis, de que la sanidad privada está en contra o pretende sustituir a la sanidad pública. En realidad, se trata de sistemas complementarios y que se necesitan el uno al otro: La sanidad privada atiende cada año a millones de pacientes que de otro modo saturarían más los servicios públicos, y éstos son, en muchos casos, los únicos que pueden permitirse grandes inversiones en equipamiento e infraestructura que están fuera del alcance de la mayoría de clínicas privadas.

 2. Tener un seguro de salud es muy caro.

En la actualidad un seguro de salud con una cobertura muy completa puede costar sobre 35 €/mes por persona, poco más de un euro al día. Muchas compañías aseguradoras ofrecen descuentos a familias y seguros colectivos. No se trata de un servicio de lujo, es asequible para cualquier familia media.

 3. En los seguros de salud siempre hay pagos adicionales.

Depende de la póliza contratada. Hay pólizas más económicas que incluyen el copago en ciertos servicios y pruebas diagnósticas, y otros no. Elegir una u otra depende de muchos factores: edad, circunstancias familiares, estado general de salud… El copago es una opción que busca, por parte de la aseguradora,  racionalizar el gasto y hacer participe al  asegurado. Como contrapartida se consigue reducir la cuota mensual. Por ello es importante asesorarse con un corredor  para que conjuntamente con el asegurado y en la medida de lo posible, se haga una previsión de la demanda y del tipo de servicios médicos a utilizar (medicina de familia, especialidades, etc ) estudiando la opción más adecuada que ofrece el mercado para cada caso particular. El copago puede ser aconsejable en algunas circunstancias. En todo caso es importante tenerlo muy claro antes de utilizar el servicio para no llevarse sorpresas.

 4. Las enfermedades graves o complicadas no están cubiertas por un seguro de salud.

En general, los seguros de salud dan una cobertura completa. Otra cosa es que se tenga una enfermedad preexistente antes de la firma del contrato de seguro. En ese caso, la teoría es que la aseguradora debe evaluar el coste que le supondrá atender esa enfermedad y repercutirlo en el precio. La práctica es que la mayoría de las aseguradoras excluyen directamente las enfermedades preexistentes o incluso no aceptan el riesgo. Hoy en día sin embargo ya existen aseguradoras que han diseñado productos específicos para asegurados con enfermedades graves a cambio de un precio y con exclusiones específicas pero las pólizas tradicionales no las suelen cubrir. Por eso se realiza un cuestionario completo antes de la contratación y, si es necesario, una revisión médica. Si aparece una dolencia con posterioridad, estará cubierta por el seguro de salud. De ahí la importancia de hacer un seguro de salud a una edad temprana.

 5. La Seguridad Social ya cubre todas mis necesidades de salud.

Sí y no. La Seguridad Social ofrece cobertura en la mayoría de los casos, pero cuestiones básicas como la salud bucodental están fuera de la cartera de servicios y con un seguro privado si tienes la opción de cubrirlo. Lo mismo sucede con muchos tratamientos que por cuestiones de coste o masificación no entran en los servicios públicos. Otra cuestión es qué se entiende por “necesidades de salud”. Si lo que quiero es que me atienda un especialista de forma rápida y sin esperas, la sanidad pública no puede cubrir esta necesidad, lo mismo que la posibilidad de escoger especialista, hospital o tener una segunda opinión médica cuando se desee.

 6. Los mejores médicos están en la sanidad pública.

Las Facultades de Medicina y las escuelas de Enfermería españolas se cuentan entre las más prestigiosas del mundo. Tradicionalmente hemos exportado profesionales de la salud a otros sistemas sanitarios, incluso de países mucho más avanzados. Esto nos permite disponer de personal sanitario de altísimo nivel en ambos sistemas, el público y el privado. Existen hospitales universitarios privados en los que se imparte docencia al igual que en los públicos. Además, gran número de los profesionales más prestigiosos compaginan su trabajo en hospitales públicos y privados al mismo tiempo. La sanidad privada cuenta, cuando menos, con el mismo nivel de calidad profesional.

 7. No quiero tener que escoger entre sanidad pública o privada.

No tienes que hacerlo. Salvo determinados colectivos como los funcionarios, la contratación de un seguro de salud no implica renunciar a la cobertura sanitaria pública. Se trata de un servicio complementario que te permite acceder a los servicios de salud de forma más rápida y más cómoda, sin listas de espera.

 8. La sanidad privada es elitista.

En España hay 8,5 millones de personas usuarias de los servicios privados de salud. Es evidente que no es un servicio elitista ni exclusivo de las personas más pudientes.

 9. Hacerme un seguro de salud acaba siendo un perjuicio para la sanidad pública.

Hacerte un seguro de salud no es ser insolidario ni  querer estar por encima de los demás. Es, simplemente, abrir el abanico de opciones para disfrutar del mejor servicio en cada momento. Además, el sistema sanitario público actual sería inviable si tuviera que absorber a todos los usuarios de la sanidad privada.

 10. Al final, la calidad de la atención es la misma, por lo que no tiene sentido un seguro privado.

Una cosa es el grado de preparación y la capacidad de los profesionales de la salud, algo que está fuera de toda duda en ambos sistemas, y otra es la calidad del servicio recibido. Aquí entran en juego factores no clínicos pero muy importantes para el paciente como la espera en ser atendido, la comodidad en la hospitalización tanto para el usuario como para sus familiares o los servicios complementarios que se le prestan. En el ámbito no estrictamente clínico, la calidad de los servicios ofertados en el sistema privado suele ser mucho mayor.

 11. Ahora soy joven y estoy bien de salud, no necesito un seguro privado.

Precisamente ahora es cuando deberías pensar en contratar un seguro de salud. Las enfermedades no avisan, y además a medida que te haces mayor hay más posibilidades que surgan    enfermedades. Estas serían enfermedades preexistentes si decides contratar un seguro por lo que puedes encontrarte con que la póliza sea más cara o que entres dentro de las causas de exclusión  o incluso con dificultades para encontrar una compañía que te asegure.

 12. Los seguros de salud me obligan a ir a los médicos que estén en su cuadro, y si quiero ir a otro tengo que pagarlo.

En general las compañías aseguradoras disponen de cuadros médicos muy amplios, aunque hay diferencias entre ellas. Dependiendo del tipo de póliza, muchas ofrecen el reembolso de gastos cuando acudes a un profesional fuera de su cuadro médico. No obstante, los corredores de seguros conocemos muy bien las coberturas y servicios que en una zona concreta presta cada compañía, y te podemos asesorar sobre la mejor opción para tu caso concreto.

 13. Me gustaría ofrecer un seguro de salud a los trabajadores de mi empresa, pero creo que el coste será prohibitivo.

Ni mucho menos. En primer lugar las compañías ofertan precios especiales para colectividades. En segundo lugar, los seguros de salud pueden ser desgravados de las cuotas del Impuesto de Sociedades, en algunos casos hasta el 100% (hasta 500 € en el IRPF si eres autónomo) y por último, pero no menos importante, dispondrás de una importante herramienta para que tus trabajadores se sientan más satisfechos contigo sin soportar un coste muy elevado.

Equipo NB21.

Lo que hay que saber Seguros de salud

Seguros de salud: Preguntas y respuestas (II)

Published by:

Os ofrecemos ahora la segunda parte del cuestionario de preguntas y respuestas sobre seguros de salud elaborado en colaboración con nuestra experta Mª Carmen Carrera. Esperamos que os sea útil. No dudéis en consultarnos aquí o a través de nuestras redes sociales cualquier duda que tengáis sobre este tema.

 

1. ¿Los seguros de salud cubren el coste de los medicamentos?

En el caso de estas hospitalizado, la medicación sí está cubierta al 100% por la mayoría de las compañías.

Fuera del régimen de hospitalización, la medicación en las condiciones generales no estaría cubierta, si bien se pondría contratar con algunas compañías mediante una sobreprima.

 

2. ¿Cuánto cuesta un seguro de salud? ¿Incluye a toda mi familia o sólo a mí?

El precio va en función sobre todo de la edad de cada asegurado, y del número de asegurados.

Para una familia a partir de 2 miembros, el precio puede conseguirse desde 37 euros al mes cada uno.

Estamos hablando de una póliza sin copagos y que incluye hospitalización. Hay ofertas algo más baratas en el mercado pero con copagos y sin la garantía de hospitalización, por lo que los costes ya no son comparables.

La póliza puede ser de contratación individual o familiar e incluso para empresa.

También se pueden hacer pólizas únicamente para niños recién nacidos.

 

3. ¿Hay edades límite para la contracción de un Seguro de Salud?

Si, normalmente las compañías suelen poner un límite para nuevas altas que esta sobre los 65 años, pero es cuestión de ver cada caso y negociarlo con las compañías, normalmente se consigue que lo acepten.

 

4. ¿Tienen algún beneficio fiscal las pólizas de salud?

Existen dos casos en los que sí hay beneficios fiscales:

a) Tomador empresa:

Si el tomador de la póliza es una persona jurídica, es decir si las primas son pagadas por la empresa en donde trabaja el asegurado, el beneficio fiscal directo es para la empresa y es la deducción en el impuesto de sociedades del 100% de las primas de seguros que correspondan al empleado, o a los familiares menores de 25 que convivan con él  hasta un máximo de 500 euros por persona y año.

¿Cómo se traslada esto al asegurado? Esas primas pagadas no tendrán consideración de retribuciones en especie hasta los límites comentados (beneficio fiscal indirecto ya que es un rendimiento que no tributa). Además otra ventaja es que  por regla general la prima conseguida por la empresa es más económica. Al tratarse de colectivos, por volumen, las aseguradoras pueden ofertar mejores descuentos.

B) Tomador autónomo:

Es muy interesante para trabajadores autónomos en régimen de estimación directa ya que en este caso tienen también el tratamiento fiscal anterior mencionado: las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente y podrán deducir en su declaración de la renta. Con lo cual se puede conseguir una reducción en la base imponible importante, de hasta 1.500 euros anuales si son 3 miembros.

 

5. ¿Si estoy en una ciudad en la que no hay un médico especialista que necesito en el cuadro médico de la compañía, puedo buscarlo yo?

Es difícil  estar en una provincia y que no tenga algún especialista, de todas formas para eso las compañías aseguradoras suelen tener un servicio de telf. 24 horas donde informan del especialista más cercano.

 

6. ¿Tengo que pasar alguna revisión médica para contratar el seguro?

No, en principio con un cuestionario de salud es suficiente. 

 

7. ¿Existe algún tipo de copago?

Hay pólizas que sí lo tienen y pólizas que no. En las que sí, hay que tener mucho cuidado, ya que dependiendo de la prueba, consulta o ingreso puede variar el importe de cada copago.

También hay que tener en cuenta por qué te cobran.

Un ejemplo claro sería: Me tuerzo un pie. En este caso habría copagos por:

Consulta de urgencia +Radiografía+1º Consulta Especialista+Rehabilitación (10 sesiones, 10 copagos)+Volver a especialista . TOTAL:   14 copagos. (Eso si no necesitas más).

Hay que valorar en cada caso si interesa contratar una póliza con copagos o sin ellos, en función de las necesidades del cliente.

8. ¿Quién guarda mi historia clínica? ¿Es accesible para todos los médicos?

La historia clínica es este caso es siempre de paciente, si bien algunos hospitales o facultativos las guardan en sus archivos, siempre estás en tu derecho de pedirlos y guardarla tú.

9. ¿Por qué debo contratar un seguro de salud si ya existe la sanidad pública?

Sobre todo por la rapidez en el diagnóstico y tratamiento:

  •  Consulta de Especialistas: Acceso de manera preferente, sin tener que pasar antes por el médico de primaria (en el caso de la sanidad pública tienes que acudir al medico de medicina general y si él lo estima conveniente te derivará o no al especialista) con la correspondiente lista de espera.
  • Poder escoger tú el especialista en concreto, el que más confianza te dé y no el que te toque, si uno no te gusta vas directamente a otro.
  • Pruebas diagnósticas: Elimina las listas de espera. (lo cual se traduce en diagnóstico casi inmediato).
  • Hospitalización: No hay lista de espera para la hospitalización.
  • Tienes derecho a la habitación individual con la cama para el acompañante.
  • Revisiones de embarazo: ecografía desde el primer momento.
  • Rehabilitación: acudes desde el primer momento en que el traumatólogo lo prescribe.
  • Asistencia en Viaje en todo el mundo (la Seg. Social solo tiene concierto con algunos países.)
  • Los accidentes de tráfico no están cubiertos por la Sanidad Pública, y normalmente en los hospitales están en habitaciones compartidas. Teniendo un póliza de salud tendrías derecho a habitación individual con la cama para el acompañante.

 

10. ¿A partir de cuándo tengo derecho a recibir la asistencia sanitaria?

Normalmente casi todas las compañías prestan la atención médica desde el primer momento  para consultas, pruebas básicas de diagnóstico, intervenciones quirúrgicas de urgencia, en caso de accidentes…

Para lo que sí suele haber carencias entre 6 y 9 meses es para partos y embarazos, pruebas diagnósticas de alta resolución,  ingresos…

Hay que ver muy bien las condiciones generales de cada póliza.

 

11. ¿Es mejor contratarla a directamente con la compañía, de un agente o de un corredor?

Siempre a través de un corredor, ya que éste defiende los siempre los intereses del asegurado por encima de los de las compañías.

Además, una vez que analizamos las necesidades del cliente  siempre le ofrecemos varias opciones para cubrirlas.

La compañía y el agente van a vender únicamente la póliza de su compañía.

 

 

 

Lo que hay que saber Seguros de salud

Seguros de salud: Preguntas y respuestas (I)

Published by:

Los seguros de salud son, en las actuales circunstancias, uno de los tipos  de seguro que despierta más interés. Hemos preparado una serie de posts respondiendo a las preguntas más habituales que recibimos diariamente en nuestras oficinas, con la inestimable colaboración de nuestra compañera Mª Carmen Carrera (@MCarmenCarrera en Twitter). Os invitamos a formular las vuestras en los comentarios, que añadiremos en los próximos posts sobre el tema.

 

1. ¿Qué garantías cubre un seguro de salud?

Las coberturas mínimas que tendría que tener una póliza de salud, para poder dar un servicio decente, como mínimo tendrían que ser:

  • • Medicina Primaria. (medicina general, pediatría y diplomado en enfermería)
  • • Facultativos Especialistas
  • • Pruebas diagnósticas para obtener un diagnóstico.
  • • Tratamientos médicos y rehabilitación.
  • • Hospitalización, habitación individual con cama para acompañante
  • • Ingreso en UCI o UVI.
  • • Urgencias médicas

Luego cada compañía tiene otras coberturas, dependiendo de las necesidades del cliente, como pueden ser:

  • • Salud Bucodental, ciertos servicios dentales gratuitos
  • • Interconsultas de segunda opinión médica para contrastar cada caso con los mejores especialistas de todo el mundo
  • • Traslados en ambulancia.
  • • Asistencia en Viaje tanto en España como en el Extranjero
  • • Urgencias médicas
  • • Trasplantes
  • • Planificación familiar
  • • Asistencia a Partos y embarazo
  • • Prótesis. etc.
  • • Asistencia Sanitaria en caso de accidente de tráfico, entre otras.

En estas coberturas optativas, juega un papel importante nuestra labor de corredores al  tener el conocimiento de varias compañías, saber las necesidades del cliente y también las carencias de cada póliza. De esta manera podemos asesorarle e indicar cuál es más conveniente para su caso ofreciéndole la mejor alternativa.

2 ¿Cuál es la mejor edad para hacerlo? 

Está claro que cuanto antes mejor ya que evitamos cualquier tipo de Preexistencia, ya que ante una preexistencia las compañías pueden poner exclusiones.

Una persona joven con capacidad económica, si tiene la idea de contratar un seguro de salud en algún momento de su vida, que lo haga cuanto antes, ya que en el momento en que tenga alguna enfermedad o algún accidente  que tenga consecuencias para su salud, las mismas serán excluidas para siempre por las compañías aseguradoras. También hay que tener en cuenta que las compañías tienen edades límite para la contratación, suele rondar los 65 años. (Para nuevos asegurados)

 

3. ¿Que es una Preexistencia?

Es una alteración del estado de salud que causa signos y/o síntomas antes de la fecha de incorporación a la póliza.

 

4. Sé que hay enfermedades que impiden tener un seguro de salud. ¿Cuáles son? Si tengo una de ellas, ¿hay alguna posibilidad de tener un seguro?

Depende de cada compañía, pueden darse varias opciones a la hora de la contratación, desde que la persona no sea asegurable, a que le pongan alguna exclusión concreta sobre esa enfermedad o incluso que la compañía acepte asegurar a la persona sin poner ninguna exclusión. Dependiendo de cada caso concreto podría interesarle más una compañía que otra, por eso al acudir a un corredor de seguros y tener un conocimiento amplio de varias compañías sabemos cuál sería la mejor en cada caso.

 

5. ¿Qué puede pasar si miento u omito algo en un cuestionario de Salud?

Es muy importante cubrir bien el cuestionario médico, ya que en el caso de no decir toda la verdad sobre el estado de salud del asegurado la compañía puede rechazar una prestación en un momento determinado,  incluir en la póliza  una cláusula de exclusión o incluso llegar a rescindir  el contrato.

 

6. ¿Puedo escoger sólo clínicas y médicos privados, o puedo acudir a un hospital de la seguridad social si me interesa más?

No es un caso habitual, ya que uno de los motivos por los que se  contrata un seguro privado es la rapidez en diagnóstico, tratamientos y evitar listas de espera que suele tener la sanidad pública. De todas maneras de darse el caso, si tiene contratada la modalidad de reembolso, la compañía tiene que hacerse cargo  de la factura que presente de cualquier centro hospitalario, público o privado,  dentro de los límites establecidos en la póliza, reembolsándole hasta máximo de un 90%.

 

7. ¿Cómo es la cobertura del seguro cuando viajo al extranjero? ¿Y dentro de España?

La Asistencia en Viaje en el extranjero suele estar subcontratada con compañías que se dedican a asistencia,  suele ser muy amplia, además de la asistencia Médica tiene otras coberturas muy interesantes como pueden ser

  • • Gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y de hospitalización
  • • Gastos para tratamientos odontológicos
  • • Envío de medicamentos
  • • Billete de ida y vuelta para un familiar y gastos de hotel en caso que el asegurado tenga que ser ingresado.
  • • Gastos de prolongación de estancia en el extranjero (por prescripción médica)
  • • Transporte o repatriación de Heridos y enfermemos y asegurados acompañantes.
  • • Transporte y repartición de fallecidos y de los asegurado acompañantes.
  • • Regreso anticipado en caso de fallecimiento de un familiar en primer grado
  • • Regreso anticipado a causa de un incendio o siniestro en su domicilio
  • • Búsqueda y transporte de equipajes y efectos personales (en caso de robo o pérdida)
  • • Envío de documentos en el extranjero
  • • Seguro de imprevistos de viaje (demora en vuelos, en entrega de equipajes, seguro de equipajes.)
  • • Adelanto de fondos
  • • Defensa jurídica del automovilista
  • • Prestación y adelanto de fianzas
  • • Informaciones de viaje de país en destino.
  • • Transmisión de mensajes urgentes

 

La asistencia en viaje dentro de España,  suele tener una cobertura similar a la del extranjero.

 

8. En caso de que tengan que operarme o tenga algo grave, ¿puedo elegir un hospital que no esté en mi zona?

Normalmente sí, pero depende de la modalidad de la póliza contratada en cuanto a la extensión territorial, puede haber cuadros médicos cerrados provinciales, nacionales e incluso hay compañías que tienen concierto con clínicas en EEUU.