Category Archives: Seguros de empresa

Lo que hay que saber Seguros de empresa

Ciberriesgos: ¿Cómo puedo proteger mi negocio de ataques informáticos?

Published by:

ciberriesgos

El reciente ataque del virus WannaCry a escala global ha disparado todas las alarmas sobre seguridad informática y ha vuelto a poner el tema de los ciberriesgos en primera línea entre las preoucpaciones de las empresas. 

Grandes empresas como Telefónica, compañías eléctricas e instituciones públicas se vieron afectadas por un virus tipo ramsonware que “secuestra” los datos del ordenador que infecta, encriptando todos los archivos y pidiendo un rescate en bitcoins (una moneda virtual muy difícil de rastrear) si el usuario quiere recuperarlos, so pena de que al final sean destruidos.

Este virus se ‘coló’ en cientos de miles de ordenadores aprovechando una vulnerabilidad del sistema Windows que ya había sido detectada y corregida hace tiempo, por lo que sólo afectó a los ordenadores que no habían instalado las actualizaciones del sistema (que, por lo visto, eran muchísimos).

Por tanto, la primera recomendación (además de la obvia de tener un buen sistema antivirus) es esta: siempre hay que tener el sistema operativo actualizado. En cada actualización de Windows o iOS se instalan ‘parches’ que corrigen potenciales problemas de seguridad. Pero hay algunas cosas más que podemos hacer:

  • La inmensa mayoría de virus entran en los ordenadores a través de archivos adjuntos por correo electrónico. En muchos casos los piratas usan la técnica del ‘physing’: hacer que el correo tenga la apariencia de un correo corporativo de un banco, una empresa eléctrica u otra marca conocida. Cuando recibamos un correo con archivos adjuntos o en el que se nos pide hacer clic en un enlace, debemos siempre revisar la dirección electrónica de la que procede, y si no la conocemos o es sospechosa, debemos borrar ese correo sin abrir ningún adjunto.
  • Lamentablemente, los hackers saben esto, por lo que los virus también acceden a la lista de contactos de correo electrónico y se envían a sí mismos. Por eso también debemos estar atentos a correos que procedan de nuestros contactos pero que contengan texto en inglés o contenidos extraños o muy genéricos y lleven un archivo adjunto. En ese caso, antes de abrir el archivo adjunto es mejor contactar con la persona que nos lo envió y asegurarnos de que efectivamente es un correo real.
  • Otra puerta de entrada de virus son las descargas de archivos a través de webs que visitamos. A veces se nos puede abrir una ventana de navegador que nos dice “Actualización urgente del navegador” o “Alerta: Se han detectado virus en su sistema”. Nunca debemos descargar archivos de webs que no sean de confianza, para eso debemos fijarnos en la URL (la dirección de la web en el navegador) y ver que su dominio corresponde con el habitual. Por ejemplo: Si vemos una página que aparentemente es de Google y la dirección no acaba en google.com o google.es, con toda probabilidad será una página falsa y potencialmente peligrosa.

Los ciberriesgos no sólo se limitan a los virus informáticos. En muchos casos los hackers pueden pretender acceder a información de nuestros archivos sin que nos demos cuenta, o atacar nuestra página web para que deje de estar operativa. Este tipo de ataques son más difíciles de parar, y generalmente requieren de ayuda profesional.

Además de afectar a nuestros datos, los ciberriesgos se extienden al robo de contraseñas en redes sociales o para el acceso a sistemas internos de la empresa, lo que puede causar desde crisis graves de reputación online hasta multas por parte de entidades regulatorias. Las contraseñas no son eternas ni deben ser fáciles: lo ideal es que combinen letras, números y caracteres especiales y que se cambien con regularidad.

¿Pueden asegurarse los ciberriesgos?

Sí, y cada vez son más las compañías aseguradoras que ofrecen este tipo de seguros. Lamentablemente, los hackers suelen ir un paso por delante de las empresas dedicadas al software antivirus o las medidas de seguridad, por lo que, por muy bueno que sea nuestro sistema, el riesgo no es nunca nulo. Por eso es cada vez más necesario tener esos riesgos cubiertos con un buen seguro.

La mayoría de las compañías aseguradoras que ofrecen seguros de ciberriesgos incluyen coberturas como las siguientes:

  • Restauración de datos perdidos o dañados.
  • Pérdidas económicas por sanciones o multas.
  • Cobertura en casos de ciber extorsión.
  • Responsabilidad por daños ocasionados a terceros.
  • Borrado de ‘huella digital’ que pueda afectar a la reputación online (publicaciones que atacan a la compañía, noticias falsas, etc)
  • Daños o pérdidas por ataques a la propiedad intelectual.
  • Descontaminación de equipos infectados por virus.
  • Asesoramiento y ayuda 24 horas por equipos técnicos especializados.
  • Elaboración e implementación de planes de seguridad.

Dado que cada vez más son las compañías que ofrecen estos productos, el asesoramiento de una correduría de seguros a la hora de elegir qué coberturas se necesitan y cuál de los seguros del mercado se adapta mejor a tus necesidades es sin duda la mejor opción.

 

Lo que hay que saber Seguros de empresa

¿Cómo afecta el nuevo baremo de indemnizaciones a los autónomos y empresarios?

Published by:

indemnización baremo

En NB21 trabajamos para que tu patrimonio no esté en juego como consecuencia del desarrollo de una actividad profesional, por lo que si eres autónomo o empresario este articulo te resultará, casi con total seguridad, de tu interés, ya que puede ayudarte a proteger adecuadamente tu propio patrimonio.

El 1 de enero de 2016 entró en vigor la Ley 35/2015 de 22 de septiembre, por la cual se reforma el sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (en adelante, “nuevo baremo”) y en consecuencia, su coste económico. Este nuevo baremo indemnizatorio se caracteriza principalmente por elevar considerablemente las compensaciones por fallecimiento y  lesionados graves respecto al baremo anterior, siendo de aplicación obligatoria en el ramo de seguros de automóvil para cuantificar los  daños o perjuicios , tanto físicos como morales, que deban ser resarcidos por el responsable civil de los mismos.

Si es un baremo de automóvil, ¿Por qué te afecta como autónomo o empresario?

Dado que no hay otro sistema para el cálculo de indemnizaciones por daños personales a víctimas de accidentes, el baremo de auto suele ser utilizado por la Administración y los jueces como una referencia a la hora de cuantificar las indemnizaciones que deben resarcirse a las víctimas de situaciones de muy diversa índole, no solo del ámbito automovilístico, y entre las cuales cabe destacar de forma muy especial los accidentes de trabajo.

Con la entrada en vigor del nuevo baremo las cantidades a satisfacer a un trabajador, o incluso a una persona ajena a la empresa, que hayan sido víctimas de un accidente de graves consecuencias del cual se considere responsable a la empresa, se han elevado notablemente y las pólizas actuales de Responsabilidad Civil que las empresas tienen contratadas, de forma general, no están adaptadas a este nuevo baremo indemnizatorio, con todo lo que ello puede suponer para tu empresa y, en consecuencia, para ti.

De media, y a modo de ejemplo, las indemnizaciones por fallecimiento se incrementan en un 50% con este nuevo baremo.

Nadie mejor que tú sabrá valorar el quebranto que ocasionaría a tu patrimonio una situación de este tipo (fallecimiento de un trabajador), si tu actual póliza de Responsabilidad Civil no cubriera el 100% de la indemnización que tu empresa, como responsable, debiera satisfacer a sus familiares y “allegados” (término que introduce también el nuevo baremo).

Lo más llamativo de esta situación es que las compañías de seguros, de forma generalizada, no están permitiendo a sus clientes adaptar y ampliar los límites asegurados a los requerimientos que introduce este nuevo baremo indemnizatorio. Es decir, el mercado apenas ofrece soluciones.

¿Qué solución te ofrecemos en NB21?

NB21 es una correduría de seguros líder a nivel nacional, especializada en ofrecer soluciones a las necesidades aseguradoras de las familias, los autónomos y las pymes.

Nuestro equipo de profesionales, en función de la actividad empresarial que tú o tu empresa desarrolléis, te ofrece la posibilidad de ampliar los sub-límites asegurados tanto para la garantía de Responsabilidad Civil de Explotación como para la garantía de Responsabilidad Civil Patronal, en hasta 1.000.000 €. Esta cantidad actúa de forma adicional a la cobertura contratada en tu actual póliza de Responsabilidad Civil, por lo que esta solución está disponible tanto para clientes como para no clientes de NB21.

De esta forma, y en caso de que tú o tu empresa seáis considerados responsables de un infortunio del calibre de los mencionados en este artículo, tu nivel de seguridad aumentará de forma muy notable.

Dada la gran importancia que tiene este asunto, no dejes pasar ni un día más sin consultar, en cualquiera de nuestras 30 oficinas, todo lo que podemos ofrecerte.

Con este novedoso producto asegurador NB21 se adelanta, una vez más, al resto del mercado, ofreciendo soluciones diseñadas para satisfacer las necesidades reales de aseguramiento de los clientes.

En NB21 trabajamos para que tu patrimonio no esté en juego.

Seguros de empresa Uncategorized

¿Entienden los directivos de las empresas la importancia de un seguro de D&O?

Published by:

directivos

D&O es una modalidad de seguro muy poco conocida, de escasa penetración en el mercado y en el mundo empresarial. Las siglas responden a Directors and Officers, en inglés y cómo ya explicamos en artículos anteriores de nuestro blog: Seguros para Directivos I y II: Preguntas y respuestas  son seguros que protegen a los altos cargos de las empresas en el ejercicio de su profesión.

Hoy queremos llamar la atención de un hecho relevante y de suma importancia para los riesgos que corren los empresarios, administradores, consejeros y directivos en su día a día y en su toma de decisiones: y es la entrada en vigor del nuevo Código Penal .

La última reforma de la Ley de Sociedades de Capital ya había endurecido notablemente el régimen de responsabilidad de los administradores y directivos. Pero la entrada en vigor el 1 de julio del presente año de la reforma del Código Penal,  modificando el texto aprobado en 1995, amplia y completa el régimen de responsabilidad penal de las empresas, introduciendo un nuevo delito por el cual se sanciona la mera omisión de medidas de vigilancia y control por parte de los directivos, administradores y representantes legales de las empresas. Así, los administradores directivos que no adopten medidas inmediatas ante un deterioro de las cuentas de la empresa deberán responder con su patrimonio.

Lo habitual, en la actualidad, es que las empresas cuenten con un seguro de Responsabilidad Civil que cubre el riesgo de reclamaciones y por la tanto posibles indemnizaciones a un tercero, por daños y perjuicios causados, de los que la organización sea civilmente responsable, en el ejercicio de su actividad. Con esto los empresarios y directivos suelen creer que están cubiertos. Sin embargo los directivos o altos cargos de cualquier empresa, grande o pequeña, pueden estar expuesto a una reclamación por acción u omisión en su toma de decisiones. Para esto es necesario tener un seguro especifico que es el seguro de D&O. Lo que las PYMES deberían tener en cuenta es que todas las empresas tienen obligaciones similares en virtud de la ley. Una reclamación puede ser presentada por cualquier persona con un interés en la empresa: accionistas, reguladores, empleados, directivos, acreedores, liquidadores e incluso los administradores en caso de insolvencia. Además, las empresas pequeñas pueden ser más susceptibles ya que suelen tener procedimientos de gobierno corporativo menos estrictos para hacer frente a los riesgos.

En nuestro país no existe una obligación legal de aseguramiento, sin embargo por todo lo anterior es necesario fomentar la contratación de un seguro que cubra este tipo de responsabilidades. La realidad nos dice que aún hoy, en España, una de cada dos empresas no conoce la existencia de estos seguros, y otras no lo valoran o los descartan porque creen que no pueden asumir su coste. Todo esto lleva a que cerca de un 75% de las empresas no contraten este seguro a pesar de su importancia.

Los corredurías de seguros debemos asesorar a nuestros clientes empresas en este sentido. Las PYMES deben de entender que los seguros de Responsabilidad Civil General y los seguros de D&O cubren diferentes circunstancias y con una combinación adecuada de ambos seguros se puede alcanzar el mayor grado de cobertura posible. Por ello es de suma importancia ponerse en manos de un buen asesoramiento profesional de una correduría o corredor de seguros.

Dpto. Técnico NB21

Automóviles Lo que hay que saber Seguros de empresa

Seguros para negocios de automoción

Published by:

images3WQZ5LZ0

 

 

Desde el año 2007 y debido a la crisis económica española, la venta de vehículos de segunda mano se ha disparado. Los coches de ocasión se han convertido en la mejor opción de compra para siete de cada diez españoles interesados en cambiar de vehículo. La amplia oferta existente en los concesionarios y los coches que ponen a la venta los particulares, unido a los efectos de la crisis en los precios de este mercado, hacen que el coche de segunda mano sea una alternativa interesante. En 2014, por cada coche nuevo que vendieron los distintos concesionarios, se vendieron dos coches de segunda mano. Según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA), en 2014 las ventas de vehículos de ocasión subieron un 4,3% hasta alcanzar las 1.684.708 unidades, prácticamente el doble que los vehículos nuevos vendidos. Y no hay que olvidar que, tras la adquisición de la vivienda, la compra de un coche es una de las inversiones más importantes en la vida de una persona.

Los negocios que se dedican a la comercialización de este tipo de bienes, reventa de turismos, cuentan para la cobertura de sus riesgos específicos con un seguro flotante denominado “de vehículos de ocasión” (V.O.). Este tipo de seguros cubre los trayectos de demostración de los vehículos de ocasión propiedad del concesionario, los desplazamientos entre centros de venta y los relacionados con los mantenimientos de los propios vehículos. El vehículo puede ser pilotado por el/los empleado/s o gerente/s del negocio ante el cliente interesado, o bien por el potencial comprador acompañado del empleado o gerente.

De esta manera, todos los vehículos quedan incluidos en una sola póliza con un único recibo y se da cobertura  a empleados en horario laboral y a gerentes las 24 horas. Con carácter general, los empleados cuentan para los desplazamientos con un límite máximo de kilometraje, mientras que los gerentes no cuentan con limitación de recorrido. Las coberturas habituales son  la responsabilidad civil obligatoria, RC voluntaria y defensa jurídica y reclamación de daños, existiendo como opcional la asistencia en viaje.

A la hora de valorar la contratación de este tipo de seguros, además de su prima, es conveniente contrastar las restricciones horarias y de kilometraje que ofertan las distintas compañías, el número de gerentes con cobertura y si existe la posibilidad de contratar garantías opcionales que sean de nuestro interés. El proceso de altas y bajas de vehículos en la póliza es realizada por el mediador a través de un aplicativo específico operativo en la web de cada compañía y las primas se suelen ofertar por tramos, en función del número máximo de vehículos que se solicita asegurar.

Solo unas pocas compañías tienen en su catálogo de productos este tipo de pólizas, que consideran “de servicio”. Es por ello que las vinculan y condicionan a la contratación simultánea de la póliza de daños del negocio. Estas últimas pólizas incluyen una serie de garantías que se adaptan a las necesidades concretas de cobertura que requieren este tipo de negocios. Entre ellas está el dar cobertura a los vehículos en reposo (ajenos al desempeño del negocio), los nuevos, de ocasión o de terceros, así como la avería de maquinaria de los talleres. Los vehículos depositados al aire libre contarán con cobertura siempre que se trate de recintos protegidos o vallados.

Uno de los aspectos más importantes de la póliza de daños en este segmento se centra en la garantía de responsabilidad civil, como la RC post-trabajos (reparaciones), RC probadores (prueba de vehículo antes y tras reparación), objetos confiados (por la entrega de vehículos para reparación), medioambiental (contaminantes), trabajos fuera de taller, o la RC patronal (accidentes de trabajo).

En función de todo lo comentado, y dadas las especiales particularidades de los productos aseguradores definidos para atender los riesgos de este segmento, aquí la figura del mediador cobra gran relevancia, como profesional con la experiencia y formación necesarias para asesorar de manera eficiente sobre el mejor soporte para dar cobertura a los riesgos tan característicos que presenta el sector de concesionarios y talleres de vehículos.

Más info. http://www.norbrok21.es/producto_empresas_talleres_y_concesionarios.aspx

Raúl Sangiao

Director Comercial NB21

Lo que hay que saber Sector asegurador Seguros de empresa

Ciberriesgos: ¿Sabes lo que te juegas?

Published by:

cyberrisk

En este post haremos una aproximación al tema de los ciberriesgos, entendiéndolos como los riesgos que corre una empresa en sus sistemas informáticos, web y conexiones a internet.

La inmensa mayoría de las empresas utilizan internet a diario en su trabajo. Correo electrónico y web son recursos de uso común, y cada vez más empresas están utilizando servicios y herramientas “en la nube” que no precisan de instalación de software ni de servidores propios, por no hablar del creciente número de tiendas online que se abren cada día.

Todo esto, que sin duda representa una avance tecnológico, conlleva riesgos añadidos que las compañías no están acostumbradas a gestionar. Los principales riesgos que pueden plantearse son:

  1. Relativos a la página web:
  • Ataques de “denegación de servicio” que tienen como objeto saturar el servidor en el que la web está alojada y dejarla inoperativa e inaccesible.
  • Intrusiones no permitidas en la administración de la web, para cambiar o eliminar alguna de la información que se muestra (por ejemplo, cambiar fotos o textos por otros insultantes o sarcásticos)
  • Accesos no autorizados al servidor en el que se aloja la web, para copiar o robar información nuestra o de nuestros clientes.
  • Incumplimientos de términos de contrato por el proveedor de hosting (caídas de la web, tiempo de descarga, etc.)
  • Inserción de virus en archivos descargables desde nuestra web.
  • Webs falsas o que imitan la nuestra con nombres de dominios similares para confundir a nuestros clientes.

2. Relativos al correo electrónico:

  • Virus: El e-mail es una de las dianas favoritas de muchos tipos de virus, que envían una copia de sí mismos a nuestra agenda de contactos sin que nosotros lo sepamos. Estos contactos reciben un correo desde nuestra dirección que les insta a entrar en una web determinada o a descargar un archivo.
  • Phising: El robo de las contraseñas de acceso a nuestro correo puede tener la intención de suplantar nuestra identidad para llevar a nuestros clientes a una web que es aparentemente igual que la nuestra (incluso con una URL parecida, cambiando una sola letra) para que éstos dejen datos sensibles (numeración de cuentas bancarias o tarjetas, PIN de las mismas, etc…)
  • Spam: Si se consiguen las claves de acceso, nuestro correo electrónico puede ser utilizado para el envío de “correos basura” a toda nuestra agenda de contactos.

3. Relativos al comercio electrónico:

Además de los ya referidos a las páginas web, una tienda online comporta riesgos adicionales:

  • Incumplimiento de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) que regula las condiciones de la venta de artículos por medios electrónicos.
  • Accesos no autorizados (desde fuera del sistema o por empleados de la empresa) a los datos de clientes para su uso fraudulento, especialmente datos bancarios.
  • Pérdidas económicas por tarjetas o datos de terceros usados fraudulentamente para realizar compras en nuestro sistema

4. Relativos al uso de aplicaciones de gestión y bases de datos en la nube:

  • Pérdida de información por negligencia o accidente del proveedor del software y el alojamiento de los datos.
  • Accesos no autorizados a los sistemas del proveedor y robo o borrado de datos.
  • Pérdidas económicas por caída de sistemas o no disponibilidad de datos.

5. Relativos al uso de intranets y sistemas corporativos:

  • Robo de datos, bien por los propios empleados o por accesos no autorizados.
  • Invasión de virus y pérdida o deterioro de datos.
  • Pérdidas económicas por fallos en el sistema.
  • Espionaje industrial

6. Relativos a la presencia en redes sociales:

  • Reclamaciones judiciales por difamación o daños al honor de terceros.
  • Coste de reclamaciones judiciales por daños a nuestro honor o difamación por parte de terceros.
  • Publicidad engañosa.
  • Pérdidas económicas derivadas de crisis de reputación online.
  • Vulneración de derechos de propiedad intelectual en la publicación de imágenes, vídeos o textos en las redes sociales, blog o web.

7. Relativos a la protección de datos de carácter personal:

  •  Negligencia en la custodia de datos o incumplimiento de medidas de protección contempladas en la LOPD.
  • Negligencia en la destrucción de datos o no destrucción de los mismos en el plazo legal establecido en cada caso.
  • Responsabilidades económicas y/o penales derivadas de la difusión, intencionada o accidental, de datos de terceros de los que nosotros somos encargados de tratamiento o titulares de ficheros.

Es especialmente importante destacar este caso, por dos motivos:

a)      Existe una autoridad administrativa con capacidad de inspección y sancionadora (la Agencia Española de Protección de Datos) que puede imponer multas realmente cuantiosas y puede actuar por denuncia de terceros o de oficio.

b)      En las empresas pequeñas y medianas existe cierta tendencia a la relajación en el cumplimiento de la LOPD, lo que puede acarrear graves consecuencias.

Como vemos, son muchos los riesgos que se afrontan por la presencia online de una empresa. Obviamente, los beneficios potenciales de dicha presencia superan a los riesgos, pero aún así es necesario tener la adecuada cobertura con un seguro específico.

¿Por qué un seguro de ciberriesgos?

En muchos casos se podría argumentar que algunos de estos riesgos están cubiertos por un seguro de Responsabilidad Civil. Esto es cierto, pero sólo en parte. Una póliza general de RC normalmente no contemplará la cobertura de pérdidas propias, sino los daños ocasionados a terceros. Recordemos que los ataques de virus y otros riesgos descritos anteriormente no tienen más objetivo que hacernos daño a nosotros, sin que tenga por qué haber un tercer perjudicado.

Por otra parte, es conveniente que los riesgos específicos que sabemos que estamos corriendo y que pueden tener consecuencias económicas para nuestro negocio estén cubiertos por seguros específicos, lo que facilita mucho los trámites a la hora de reclamar indemnizaciones a las aseguradoras.

¿Qué contempla un seguro de ciberriesgos?

En general, los seguros de ciberriesgos, además de la responsabilidad civil ante terceros por el uso fraudulento de datos o los daños causados por virus enviados desde nuestro sistema, tienen una amplia cobertura de daños propios. Aunque depende de la compañía con la que se decida contratar, estas coberturas suelen estar disponibles:

  • Gastos de descontaminación, eliminación de virus del sistema y/o recuperación de datos perdidos por ataques de virus.
  • Gastos de defensa legal.
  • Informática forense: Peritajes informáticos para procesos judiciales, recuperación de datos borrados intencionadamente.
  • Gastos por sanciones en materia de protección de datos.
  • Gastos por reclamaciones de terceros ante pérdidas de datos, usos fraudulentos o incapacidad de acceder a sus propios datos por inaccesibilidad del sistema.
  • Incremento en costes de explotación y pérdidas de beneficios derivados de un incidente cibernético o una crisis de reputación online.

Nuestra recomendación es que no debe tomarse este tema a la ligera. Cada vez es mayor el tráfico en internet y la dependencia de las empresas de la Red lo que, en analogía con el tráfico en las carreteras, provocará un mayor número de incidentes en este campo. Como siempre, un corredor de seguros es la mejor opción para identificar correctamente los riesgos y valorar qué opciones de seguros y coberturas son las más adecuadas.

Norbrok21

Lo que hay que saber Seguros de empresa

Seguro para directivos D&O (Directors & Officers). Preguntas y respuestas (II)

Published by:

¿Hay algún criterio que pueda hacer que una aseguradora rechace asegurar a un directivo?

En un principio no suele ser habitual este extremo, no obstante, las Aseguradoras disponen como requisito de contratación del seguro de D&O un cuestionario previo a la proposición como fórmula para su valoración y estudio de cada uno de los riesgos de D&O a proponer y, así, posteriormente aceptar o rechazar la contratación de la póliza de seguros solicitada por la sociedad.

¿Cubre riesgos de despido o degradación de puesto? 

Como tales conceptos y específicamente, siempre y cuando,   los citados riesgos deriven de una reclamación presentada contra, y en su condición de,  administradores, consejeros o directivos de la sociedad por responsabilidad personal directa y,  -a modo de ejemplo, siempre y cuando esta garantía sea susceptible de su contratación en la póliza y esta sea efectiva- :

–       Por responsabilidad derivada de actos de otros integrantes-empleados de la sociedad,

–       Por prácticas de empleo indebidas,

–       Por reembolso a la sociedad derivada de una pérdida causada por un directivo.

 

¿Qué coberturas no incluye un seguro de D&O?

Las exclusiones más significativas de las pólizas de D&O vienen a ser las que señalamos a continuación:

–       Reclamaciones por circunstancias, hechos o incidencias conocidas antes de la entrada en vigor de la póliza de seguro D&O.

–       Reclamaciones por actos intencionados dolosos o maliciosos. Beneficios indebidos.

–       Reclamación por daños materiales o personales, exceptuando las reclamaciones derivadas de la garantía de Prácticas de Empleo Indebidas.

–       Reclamaciones derivadas de la Responsabilidad Civil Profesional.

–       Reclamaciones que resulten de guerra y terrorismo.

–       Reclamaciones consecuencia de radioactividad y riesgo nuclear.

–       Reclamaciones derivadas del amianto (uso, manipulación, tratamiento, etc.).

–       Reclamaciones entabladas por tribunales de la jurisdicción de Estados Unidos.

¿Si mi empresa ya tiene un seguro de RC corporativa, por qué debo contratar uno de D&O?

El contrato de Responsabilidad Civil de Administradores, Consejeros y Directivos fue creado para garantizar la responsabilidad personal del directivo y así proteger su patrimonio personal e incluso familiar y, también para, el interés de la sociedad-empresa en la protección de su patrimonio social. De la misma forma para la empresa, el aseguramiento directo de las consecuencias patrimoniales adversas derivadas de una actuación culposa del órgano de administración evita incurrir, además, en los importantes costes reputacionales asociados a demandas de responsabilidad.

Así,  contar con el seguro de D&O, para un directivo siempre es más fácil aceptar el nombramiento de un cargo de responsabilidad dentro del organigrama de una empresa, el cuál, implícitamente conlleva un mayor aumento o  exposición a la reclamación o pleito.

Por el contrario la contratación de la póliza de Responsabilidad Civil corportiva viene a ser, prácticamente,  un seguro “obligatorio” en función de los riesgos cada vez más complejos a los que se exponen las compañías mercantiles en su tráfico diario.

 

¿Cubre el seguro de D&O la defensa judicial?
Además de las posibles indemnizaciones a las que tenga que hacer frente el directivo, la póliza de seguros de D&O garantiza también el pago de los gastos legales devengados por las defensa penales y civiles;  así también se garantizan, y como uno de los riesgos más relevante, la obligación de los administradores de prestar fianza en los procedimientos judiciales en que se imponga como medida cautelar civil o penal.

 

¿Y si es el directivo el que decide demandar a su compañía?

Desde luego estará en su derecho si se plantea este caso, pero la póliza de seguros de D&O no puede responder en cuanto a otorgar cobertura de esa situación, ni de los gastos devengados ni de la propia reclamación de los intereses del directivo en esa hipotética demanda judicial contra su compañía por recaer en esta persona –el directivo, administrador, consejero- la figura de Asegurado. Como tal, no entra dentro de lo viable en las pólizas de seguros de D&O este supuesto.

 

Juan Carlos Villada

Norbrok21

Lo que hay que saber Seguros de empresa

Seguro para directivos D&O (Directors&Officers): Preguntas y respuestas (I)

Published by:

cropped-Seguros_para_PYMES.jpg

¿Qué es un seguro de D&O?.

Se trata del seguro denominado de  Responsabilidad Civil de Administradores, Consejeros y Directivos; es un seguro englobado dentro de los seguros patrimoniales y, como tal, ampara el patrimonio Personal del Directivo- Administrador- Consejero por riesgos en el ejercicio o desempeño de su cargo en las Sociedades de Capital.

¿Cuáles son los riesgos más habituales en un directivo que deben ser cubiertos? 

Ante todo debemos situar las coberturas de este seguro sobre la base de Reclamaciones formuladas contra el/los Asegurado/s.

Los riesgos más habituales vienen a ser el incurrir en responsabilidad en el desempeño de sus funciones por conductas contrarias a la ley. Contra el consejero, administrador o directivo de una sociedad pueden entablarse hasta cuatros acciones civiles distintas,  estas son,  la acción individual por responsabilidad contractual,  la acción social y,  las siguientes suponen las acciones más peligrosas para el patrimonio personal del Directivo,  la responsabilidad civil por deudas sociales y la responsabilidad por concurso de acreedores de la sociedad,  sobre todo cuando el concurso se estima por el juez como culpable. A destacar como costes añadidos y habituales,  tenemos la obligación de los administradores o directivos,  el prestar fianza en los procedimientos judiciales en que se imponga como medida cautelar civil o penal.

¿Quién debe contratar el seguro, la empresa o el directivo por su cuenta?

La empresa es el contratante-tomador del seguro de D&O.

Debemos hacer notar que además de Tomador de la póliza de seguros puede,  así mismo, ser la propia sociedad el Reclamante de una indemnización por daños patrimoniales causados por el propio Directivo y,  al mismo tiempo también sobre dicha sociedad, recaer la figura formal de Asegurado en el contrato de seguros; extremo este para el caso de contratar la cobertura de Reclamaciones por Prácticas Laborales Indebidas.

¿Cuánto cuesta un seguro de D&O?

Este seguro tiene un coste muy razonable, como ejemplo: para adquirir la cobertura de un capital asegurado de 1.000.000.-€  nos costará anualmente en torno a unos 1.000.-€/año;  si lo comparamos con el coste del seguro “todo-riesgo” de un vehículo nuevo de 80.000.-€  donde tendremos que desembolsar  de  800.-€ a 1.000.-€/año, desde luego,  no existe parangón.

¿Hay algún beneficio fiscal?

El coste  del  seguro de Responsabilidad Civil de Administradores, Consejeros y Directivos se integra como gasto en las cuentas de la sociedad contratante  de la póliza.

¿Están incluidos los riesgos por actuaciones negligentes de subordinados?

Efectivamente,  sí se encuentran incluidos este tipo de actuaciones negligentes de subordinados – por implicar la responsabilidad por actos de otros o que devengue en responsabilidad final de los propios Administradores y Directivos-, en tanto y en cuanto no se trate de situaciones que tengan como base una conducta dolosa del subordinado, las cuáles, ese tipo de actuaciones nunca serían objeto de cobertura por la póliza de seguros de D&O.

Juan Carlos Villada

Norbrok21

Lo que hay que saber Seguros de empresa

Las leyendas urbanas y el Seguro para empresario o directivo

Published by:

cropped-Seguros_para_PYMES.jpg

 

Existe una realidad absoluta:  “ Si repites una mentira en múltiples ocasiones acaba convirtiéndose en una verdad”…

 

¿Alguien dudaba que la tierra fuese plana?

¿Quien discute que Bill Gates envía 10 peniques a un hospital por cada mensaje reenviado de un niño enfermo?

 

Pues bien,  sabido esto, mezclémoslo con el “consejero de bar” y obtendremos uno de las leyendas urbanas con más  riesgos para los empresarios y/o directivos-responsables de cualquier Sociedad:

 

Interesa constituir una Sociedad, ya que “El empresario o directivo en una sociedad no responde con su patrimonio personal. Su responsabilidad termina donde acaba el patrimonio de la empresa”

 

Tengámoslo claro:

Si es Ud. administrador o directivo de una empresa, sin duda,  ejerce uno de los puestos o profesiones con mayor riesgo potencial en la actualidad.   Mire Ud. a los ojos a un torero, y ríase de él. Está autorizado.

 

Según la Ley de Sociedades, los administradores y/o Altos Cargos, responden de las consecuencias que se deriven en el desempeño de sus funciones, por actos realizados sin la debida diligencia, y lo garantizarán con su patrimonio personal (pasado, presente y futuro)

 

Empiezan los problemas… ¿Por qué nos pueden reclamar? ¿Existe ese riesgo realmente?. Reflexionemos si Ud., como empresario o directivo realiza las siguientes gestiones en su quehacer diario:

 

1.- Riesgo de Mala gestión o decisiones inadecuadas, y por ello pérdidas sufridas por los accionistas

2.- Créditos de acreedores en caso de liquidación.

3.- ¿Despido improcedente? ¿Mobbing?  ¿Despido a empleada embarazada? Reclamación por imposibilitar ascenso de empleado?

4.- ¿Negociación inadecuada con la banca?  ¿Entrega documentación inadecuada o que no refleja la imagen fiel para su negociación?

5.- Disolución de sociedad por causa legal. Pagos comprometidos.

6.- Competencia desleal

7.- Elegir el proveedor objetivamente más rentable para la sociedad, independientemente de sus impresiones subjetivas, conocimiento y/o relaciones.

8.- En general, cualquier acto incorrecto por acción u  omisión que de lugar a una responsabilidad por daños exigida por La Sociedad, Los Socios o Acreedores y Proveedores .

 

Podemos dormir tranquilos después de esto?

 

Para nuestra tranquilidad, el Seguro de D&O es un contrato de responsabilidad civil (incluso considerémoslo profesional) que protege a los miembros del órgano de administración y las personas que ostenten cargos de responsabilidad frente a posibles reclamaciones que pongan en peligro su patrimonio personal.

Y desde luego, garantizar el patrimonio individual,  no nos costará mucho más del café diario que decía aquel Presidente. Reflexionemos y realicemos un contrato a medida que le proteja.

 

Lamentablemente, en la situación económica actual cobra especial relevancia, dado que una  empresa puede entrar  en Concurso de Acreedores o quiebra. Con esta situación, se produce un quebranto económico evidente a los acreedores que verán, cuando menos,  reducidas o dificultadas sus posibilidades de recobro.

Pues bien, deberá ser el administrador quien demuestre que ha actuado diligentemente y esta situación societaria no ha tenido nada que ver con sus decisiones erróneas… Seríamos capaces??. En situación de quiebra con Concurso de Acreedores, y con esta reclamación encima de su mesa, Ud. ya está autorizado a reírse del torero y de toda su cuadrilla, caballo del picador incluido.

 

Llegados a esta situación, es el momento en el que suele levantar la cabeza su amigo el consejero mencionado, y recordar aquello de:  “Pero si lo tuyo es una empresa de dos socios: tú y tu mujer, y las decisiones las tomas tú… ¿Quien te va a reclamar a ti? ¿Te vas a reclamar a ti mismo?” o el consabido “¿Altos Cargos?, eso solo las Multinacionales”.

 

Bueno, esto quedará para el siguiente bulo, pero solo haga una cosa… … … divórciese . . . y ya puede hacerlo igual de bien en su quehacer diario, o descubrirá posiblemente las múltiples versiones de reclamación que existen por sus decisiones en la sociedad.

 

Por cierto… Los Reyes Magos son los padres.

Mas info  http://www.norbrok21.es/producto_empresas_director_officer.aspx

 

Juan Carlos Iglesias

Norbrok21.