Category Archives: Hogar y comunidades

Hogar y comunidades Uncategorized

Seguro de hogar: Lo barato sale caro.

Published by:

seguros de hogar

Tener un seguro de hogar es básico para tu tranquilidad. Además, no es uno de esos seguros que hay que tener “por si acaso”, ya que todos hemos tenido alguna vez algún siniestro en el hogar, sea grande o pequeño. Son muchas las situaciones de riesgo que se dan cada día en nuestra casa, desde una gotera o la rotura de una tubería a un fallo eléctrico, la rotura de un cristal o espejo, pequeños accidentes… tanto es así que la siniestralidad en los inmuebles es la segunda más alta del sector del seguro, después de los siniestros en automóviles. En concreto, en España se produce una gotera cada 1o segundos, cada 2 minutos y 11 segundos un incendio y cada minuto y 29 segundos un robo, así hasta sumar más de cinco millones de siniestros al año.

Los datos son alarmantes: El 30% de los hogares españoles no está cubierto pon ningún tipo de seguro, y del 70% que sí lo tiene, casi la mitad se halla en situación de infraseguro, es decir, las coberturas de sus pólizas no cubren el valor de la vivienda y su contenido.

La situación de crisis económica ha acentuado esta situación. El seguro de hogar aparece a priori como algo “prescindible” o en lo que se puede ahorrar, sobre todo si no has tenido un siniestro en los últimos años. Este es un error que puede pagarse terriblemente caro, ya que  nos tocará asumir el coste de los daños de un siniestro en casa, tanto los que nos afecten a nosotros como los posibles daños que podamos causar a nuestros vecinos.

Además de todo esto, en situaciones climatológicas adversas como las que hemos vivido en algunas zonas de España recientemente, o en caso de terremotos o catástrofes naturales (no olvidemos que buena parte de la Península, además de las islas Canarias, están en zonas de elevado riesgo sísmico), las viviendas no aseguradas están absolutamente desprotegidas. En estos casos de “fuerza mayor”, no son las aseguradoras, sino el Consorcio de Compensación de Seguros quien se hace cargo de las indemnizaciones para la reparación de los daños, pero la condición es que la vivienda debía estar previamente asegurada.

Si vives de alquiler, no te confíes. Probablemente también necesitarás un seguro de hogar.

Muchas personas que viven en régimen de alquiler (una opción creciente, sobre todo en grandes ciudades), confían en que el propietario de la vivienda ya tiene un seguro de hogar contratado. Es importante pedir una copia de la póliza para saber si las coberturas son las adecuadas, especialmente si alquilamos una vivienda sin amueblar, ya que en ese caso lo normal es que el contenido de la vivienda no esté cubierto por el seguro de hogar, o sólo lo estén los elementos que son propiedad del arrendador.

En ese caso es altamente recomendable que el inquilino contrate un seguro complementario que cubra los bienes que son de su propiedad.

A cada uno, su seguro.

Además, los seguros de hogar han evolucionado mucho en sus coberturas, y en muchos casos incluyen coberturas complementarias  de accidentes, averías de electrodomésticos, pérdida u olvido de las llaves, e incluso coberturas personales fuera del hogar.

La forma de ahorrar en un seguro de hogar es asesorarse con un especialista. Abaratar un seguro bajando mucho sus coberturas es casi como no tenerlo. Hay otras opciones, comparando lo que las diferentes aseguradoras ofrecen y elaborando una póliza que responda estrictamente a tus necesidades, analizando correctamente los riesgos. No es lo mismo una persona que vive sola que una familia con niños. Además, con el tiempo compramos muebles o electrodomésticos nuevos o hacemos reformas en casa, y todos esos cambios deben reflejarse en el seguro de hogar.

Una casa es, probablemente, la inversión más grande que la mayoría de personas realizamos a lo largo de nuestra vida. ¿No se merece que prestemos un poquito de atención al seguro que la cubre?

Tu hogar es un espacio para relajarse, olvidarse del mundo por un rato, disfrutar del tiempo que tú y los tuyos pasáis en ella y sentirse cómodo y protegido.

 

Hogar y comunidades Lo que hay que saber

6 Consejos que debes saber sobre los seguros de hogar y comunidades

Published by:

consejos sobre los seguros de hogar

Los seguros de hogar son un elemento indispensable para disfrutar de tu casa con tranquilidad, sabiendo que los riesgos que pueden ocurrir están cubiertos. No obstante, hay cierta confusión con los seguros que suscriben las comunidades de vecinos, existiendo la falsa creencia de que muchos de los riesgos del hogar ya están cubiertos por el seguro de la comunidad.

Te presentamos algunas cosas importantes que debes tener en cuenta a la hora de contratar tu seguro de hogar:

 1. Asegúrate bien de las coberturas del seguro de la comunidad de vecinos

No hay dos seguros iguales, o al menos no debería haberlos. Es conveniente que pidas las condiciones generales y particulares del seguro de tu comunidad para saber qué está cubierto y por qué cantidades. Generalmente los seguros de comunidad cubren los riesgos que afectan a los elementos comunes: cubiertas del edificio, fachadas, escaleras, vestíbulos, ascensores…

Existe la falsa creencia de que el seguro de la comunidad de vecinos cubre siempre los daños ocasionados a terceros (por ejemplo, por una inundación o un incendio en tu vivienda que afecte a otras) y esto no tiene por qué ser así. Si los daños tienen origen en instalaciones privativas (es decir, no comunes), el seguro de la comunidad no los cubrirá a no ser que sus condiciones particulares lo recojan explícitamente. Incluso en ese caso, las indemnizaciones aseguradas pueden no ser suficientes para cubrir los daños a terceros. Los seguros de hogar no dependen de la comunidad, y tú puedes pactar en tu póliza una suma asegurada que se ajuste al valor real del contenido de tu vivienda y (esto es importante) las de tus vecinos inmediatos en el caso de la cobertura de Responsabilidad Civil por daños a terceros.

2. Es necesario calcular muy bien el valor del contenido

Los seguros de hogar distinguen entre el continente (los elementos fijos de tu vivienda que forman parte estructural de la misma) y el contenido (muebles, electrodomésticos y, en general, lo que haya dentro de ella). Calcular el valor del contenido no es fácil, y además debe actualizarse si realizas cambios importantes en el mismo. Es fundamental que, con la excusa del ahorro, caigamos en el infraseguro (asegurar un valor menor que el contenido real), algo bastante habitual en muchos seguros de hogar. En caso de un siniestro en situación de infraseguro, la aseguradora no cubrirá la totalidad de los daños sufridos si existe infraseguro. Por ejemplo, si el valor real del contenido de tu vivienda es de 60.000 euros y tu seguro sólo cubre 30.000, en caso de siniestro la compañía abonará el 50% del coste de los daños, no la totalidad. Aunque las sumas aseguradas se revalorizan cada año en función del IPC, es bueno tener en cuenta la revisión de la póliza si, por ejemplo, vas a hacer obras en casa o cambiar el mobiliario y el valor del contenido se ve incrementado por esta causa.

3. ¿Qué sucede si ocurre un desastre natural?

En estos casos no es la aseguradora la que se hace cargo, sino el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Este organismo actúa en caso de desastres naturales (vientos huracanados, inundaciones, terremotos, impactos de meteoritos, etc) y en caso de daños por conflictos armados, actos de terrorismo, tumultos, revueltas populares y actuaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado en tiempos de paz. Pero atención: el CCS sólo cubre daños en viviendas que ya estuvieran aseguradas. Es decir, si no tienes un seguro de hogar contratado, tu casa no estará protegida en estos casos. Sí estarían cubiertos los daños en fachadas y elementos comunes en el caso de una Comunidad, ya que la Comunidad tiene que tener un seguro contratado obligatoriamente, pero esto sólo cubriría los elementos ya mencionados.

4.  ¿El seguro de hogar cubre los accidentes y otros riesgos de las personas que habitan la vivienda?

Depende de las coberturas de la póliza que contrates. Hay seguros de hogar de muchos tipos. Obviamente, cuanto más baja sea la prima que tienes que pagar, menores son las coberturas. Los seguros multirriesgo del hogar más completos sí incluyen la asistencia médica en caso de emergencia.

Además, los seguros de hogar más actuales no sólo se limitan a cubrir los riesgos más “clásicos” de robo, incendio o inundación. Hoy en día los seguros de hogar ofrecen un amplio abanico de coberturas complementarias, que van desde la seguridad informática a la reparación de electrodomésticos, calderas o aparatos de aire acondicionado o la asistencia jurídica.

5. El mejor seguro no es el más barato. Ni el más caro. Es el que se ajusta a tus necesidades.

Abaratar un seguro es fácil: sólo hay que reducir las coberturas. Pero puede que eso no sea lo más conveniente. ¿De verdad quieres tener un seguro que no cubra el valor de todo lo que contiene tu casa? ¿O que frente a daños a terceros no cubra el importe total de la indemnización?.

Los seguros de hogar son productos más complejos de lo que a primera vista puede parecer. Es necesario estudiar bien cada caso y analizar los posibles riesgos que deben ser cubiertos, así como qué cantidades deben ser aseguradas. Eso conlleva un estudio por parte de personas especializadas. ¿Por qué me conviene una cobertura concreta más que otra? ¿Cuánto debe alcanzar la cobertura de Responsabilidad Civil? ¿Debo asegurar riesgos que ya estén cubiertos por el seguro de mi comunidad de vecinos?

Para responder a estas preguntas es necesario tener información y estar muy bien asesorado. En ese sentido, las corredurías de seguros son la mejor opción, ya que cuentan con personal especialista y además tienen acceso a gran parte de la oferta del mercado, ya que no se limitan a trabajar con una sóla compañía aseguradora.

6. Pero yo ya tengo un seguro de hogar, me lo hicieron en el banco para concederme la hipoteca…

 Efectivamente, las entidades financieras suelen exigir a las personas que contratan una hipoteca que suscriban una póliza de seguros de hogar. Pero eso no significa que tengas que tener el seguro que ellos te ofrecen, que puede no ajustarse a tus necesidades, sino a las del banco. Ten en cuenta que a tu banco no le preocupan tus muebles, ni tu responsabilidad civil, ni si sufres un robo. Lo que les preocupa es el continente (la vivienda en sí), no el contenido.

Teniendo en cuenta estos 6 consejos, te será mucho más fácil acertar con el seguro de hogar/comunidad que realmente necesitas para proteger tu vivienda y las de tus vecinos.

No obstante, y como ya hemos comentado, la mejor opción sigue siendo la de acudir a un Corredor de Seguros, que velará por tus intereses, que te asesorará de una forma imparcial e independiente, y que pondrá a tu disposición un amplio abanico de compañías aseguradoras entre las cuales encontrar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades.

Hogar y comunidades Lo que hay que saber Uncategorized

¿Tienes dudas sobre seguros de hogar? Encuentra aquí las respuestas

Published by:

PREGUNTA-CASA

 

¿Qué es un seguro Multirriesgo de Hogar?

A la hora de asegurar una vivienda, se puede elegir entre varios tipos de seguros de hogar. Se puede optar por cubrir bien el contenido de una casa (muebles, electrodomésticos, joyas…), el continente (estructura y construcción de la vivienda), y/o la Responsabilidad Civil (RC) de ésta. Estos seguros se pueden contratar por separado, pero también es posible suscribir una póliza que cubra tanto el contenido como el continente de la vivienda, así como la Responsabilidad Civil frente a terceros, o incluso la defensa jurídica. Son los conocidos como seguros Multirriesgo de Hogar.

¿Qué diferencia hay entre los conceptos “continente” y “contenido” que aparecen en muchas pólizas del hogar?

El continente comprende, en general, aquellos bienes que no puedan separarse de la superficie que lo sustenta sin causar deterioro al propio bien o a la citada superficie. El inmueble destinado a la vivienda formará parte del continente (cimientos, muros, paredes, pintura, parquet, moqueta, escaleras, ascensores, garajes, zonas de recreo y deportivas, etc.). El contenido, por el contrario, será el conjunto de muebles, enseres, ajuar doméstico o de uso personal que se halle en el interior de la vivienda, así como electrodomésticos, objetos de valor y joyas (que sean propiedad del asegurado, familiares o personas que habitualmente convivan con él). Aquí están comprendidas placas solares y antenas parabólicas.

¿Qué coberturas tiene un seguro Multirriesgo de Hogar?

1. Daños materiales del contenido y del continente

Los principales daños que suelen cubrir los seguros Multirriesgo Hogar de casi la totalidad de las compañías son los que han sido ocasionados por:

  • Incendio, humo o explosión.
  • Daños por agua tales como los resultantes de filtraciones a través de tejados, azoteas, terrazas…; los ocasionados por fenómenos meteorológicos como la nieve o el granizo; los derivados de la rotura de una tubería; de dejarse un grifo abierto o de inundaciones.
  • Caída de un rayo.
  • Daños ocasionados por actos vandálicos o malintencionados.
  • Robo, expoliación y hurto de mobiliario, dinero en efectivo o joyas, entre otros bienes, por ejemplo, así como los daños ocasionados en la casa como consecuencia de estos delitos.
  • Atraco fuera del domicilio.
  • Cambio de cerraduras como consecuencia de un robo o hurto y reposición de llaves.
  • Indemnización por el uso fraudulento de tarjetas de crédito que hayan sido robadas o sustraídas en un atraco.
  • Daños ocasionados por la colisión de vehículos terrestres.
  • Daños eléctricos debidos a una subida de tensión e indemnización por daños en alimentos que se encontraban en frigoríficos o congeladores como consecuencia de la falta del suministro.
  • Rotura de espejos, cristales, aparatos sanitarios o placas vitrocerámicas, entre otros.

 2. Otras coberturas

 Asistencia en el hogar, que puede llegar a ser durante las 24 horas.

  • Atención médica de urgencias.
  • Protección Jurídica.
  • Asistencia Informática.
  • Reparación de electrodomésticos.
  • Inhabilitación de viviendas o pérdida de alquileres.
  • Reconstrucción de los daños originados en un jardín como consecuencia de un incendio o de la caída de un rayo, por ejemplo.
  • Reparación de calderas, aire acondicionado o de aparatos de audio y vídeo.

 3. Responsabilidad Civil:

Es importante contratar dentro de la póliza un seguro de responsabilidad civil que permita cubrir los acontecimientos que comprometan legalmente al asegurado. Básicamente, los sucesos ocurridos dentro de su vivienda o en las zonas comunes en las comunidades urbanas. Este seguro cubre los daños que tanto tú como tu familia podáis llegar a ocasionar.

¿Qué no cubre un seguro de hogar?

Hay una serie de hechos que nunca cubrirán ninguno de los seguros de hogar del mercado. Estos son, principalmente, los relacionados con la intencionalidad del asegurado para provocar un siniestro en la vivienda, los desastres naturales (si bien éstos están cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros siempre que la vivienda haya sido asegurada), y los conflictos armados.

¿Por qué debo asegurar mi vivienda?

El hogar es el patrimonio que, probablemente, requiere la mayor inversión económica. Por ello, es necesario tenerlo protegido de las muchas y diversas incidencias que pueden suceder. Por ejemplo, si se produce un incendio tu casa puede llegar a desaparecer o si ocurre un  escape de agua que inunde la vivienda de un vecino y no tienes contratado un seguro, deberás asumir todos los gastos que conlleva reparar estos daños.

¿Me interesa asegurar la vivienda si estoy de alquiler?

Sí, principalmente para proteger el contenido, es decir, mis pertenencias, y además disponer de cobertura de Responsabilidad Civil, que son los daños que pueda ocasionar a terceros.

Si voy a alquilar mi vivienda, ¿me interesa asegurarla?

Sí. Sobre todo para disponer de cobertura de responsabilidad civil. Además, si la alquilo con muebles, resultará fundamental asegurar el contenido.

¿Cómo puedo calcular el valor de mi vivienda y el mobiliario?

Con sólo contestar a algunas preguntas (los metros cuadrados, el año de construcción y la dirección…), tu corredor de seguros de confianza analizará el riesgo y te recomendará unos capitales, tanto para la vivienda como para el mobiliario. Si tú estás conforme con los capitales propuestos, las compañías no aplicarán la regla proporcional en caso de siniestro siempre y cuando dichos capitales se mantengan actualizados.

¿Qué ocurre si el valor que aseguro no es el correcto?

En caso de siniestro, si la suma asegurada es inferior al valor de los bienes (Infraseguro), la indemnización se reducirá en la misma proporción: se aplicará la Regla Proporcional. Por ejemplo, si el valor real del continente es de 60.000 € y el valor asegurado ha sido de 30.000 €, es decir, el 50%, la indemnización será del 50% de los daños sufridos. Si, por el contrario, la suma asegurada es notablemente superior al valor de los bienes la indemnización se ajustará al daño efectivamente causado (Sobreseguro).

¿Se actualiza el valor asegurado automáticamente o tengo que revisarlo todos los años?

 Anualmente, a la renovación de la póliza, las sumas aseguradas se revalorizan automáticamente en función del Índice General de Precios al Consumo que publica el Instituto Nacional de Estadística.

Si la comunidad de propietarios tiene ya un seguro ¿debo asegurar mi vivienda?

Si. El seguro de la comunidad cubre los daños al edificio (elementos comunes), pero no los daños que puedan ocasionarse en tú vivienda o los daños a terceros derivados de elementos privativos (no comunes). Por tanto, debes asegurar tú vivienda, el mobiliario y también completar el seguro de responsabilidad civil.

 Si mi vivienda está hipotecada, ¿tengo que aceptar el seguro que me propone la entidad financiera?

Eres libre de asegurar tú vivienda con la entidad aseguradora que desees, la entidad financiera no puede imponerte con quien contratar el seguro. Únicamente deberás facilitar a dicha Entidad copia de la póliza de hogar que tú suscribas. Eso sí, deberás comunicar a la aseguradora que la vivienda está hipotecada y facilitarle los datos de la entidad acreedora para reflejarlos en la póliza.

¿Por qué asegurar mi vivienda con una correduría de seguros?

Podemos citar, entre otras, las siguientes razones:

  • Ahorro garantizado: El análisis permanente y riguroso del mercado que las corredurías realizan constantemente, y la posibilidad de trabajar con varias compañías, les permite seleccionar el producto que mejor se adapte a las necesidades de sus clientes, consiguiendo la oferta idónea conforme a las condiciones coberturas/precio más ventajosas.
  •  Independencia: Un corredor de seguros es independiente e imparcial en sus opiniones respecto a la entidad aseguradora, y siempre prioriza los intereses del asegurado frente a cualquier otro factor. Por tanto, seleccionará las mejores condiciones para las  necesidades reales y particulares de su cliente. Así, por ejemplo, si un cliente reside en una zona con abundantes precipitaciones, su corredor buscará aquellas compañías que aseguren mejor los daños producidos por fenómenos meteorológicos, filtraciones o, en general, daños por agua.
  • Asesoramiento, profesionalidad y servicios post-venta: Los corredores se encuentran sometidos a una estricta normativa de requisitos financieros y de profesionalidad, cuyo cumplimiento es obligatorio para poder acceder y desarrollar su actividad. Una de las funciones principales del corredor de seguros es la asistencia continua y permanente a su cliente durante la vida del seguro, especialmente en caso de siniestro. Esto es muy importante, porque en ocasiones existen malas interpretaciones de los condicionados de las pólizas por parte de las compañías y éstas le pueden indicar al asegurado que un siniestro está excluido cuando realmente no lo está, o que la indemnización es inferior a la que realmente debería de recibir.

Equipo técnico NB21

Hogar y comunidades Lo que hay que saber Sector asegurador

SEGURO DE ALQUILER. Porque alquilar una vivienda debe dar beneficios, no dolores de cabeza

Published by:

images

 

La crisis ha provocado muchos cambios en el mercado inmobiliario. Principalmente, de ser un mercado de COMPRA ha pasado a ser un mercado de ALQUILER.

Por otro lado, a los propietarios les es difícil garantizar el cobro de los alquileres ya que los avales bancarios son difíciles de conseguir por parte de los inquilinos y las fianzas son insuficientes.

En respuesta a esta situación, el sector asegurador ofrece un seguro de defensa jurídica que da cobertura a las diversas situaciones problemáticas con las que puede encontrarse un arrendador a la hora alquilar una vivienda o un local.

¿Qué es un seguro de alquiler?

 Consiste en un seguro que protege al arrendador de las diversas situaciones de indefensión que le puedan ocurrir: impago de las rentas, actos vandálicos al inmueble, defensa jurídica en el proceso de desahucio, etc.

Garantías del seguro de alquiler 

  • Impago de alquileres.   

Seguramente se trata de la más valorada por los asegurados a la hora de contratar este tipo de seguro, ya que en caso de impago de las rentas por parte del inquilino, será la aseguradora la que pagará a su cliente el importe pactado de las mismas. En general, las compañías aseguradoras garantizan el cobro de hasta doce mensualidades en el caso de viviendas y de seis para los locales comerciales. Es habitual incluir una franquicia correspondiente a la primera mensualidad para las viviendas, y a las dos primeras mensualidades en el caso de los locales. El pago de las rentas por parte de la compañía suele realizarse cuando existe sentencia firme o resolución judicial, aunque el asegurado puede solicitar un adelanto de las rentas impagadas. En este caso, las cantidades percibidas tienen la consideración de adelanto y se regularizan en el momento de la sentencia, quedando obligado el arrendatario a la devolución de las mismas si el inquilino abona las rentas impagadas. 

  • Actos vandálicos al continente.

Es una garantía que transmite tranquilidad a los arrendadores. Hay que tener en cuenta que las compañías aceptan hacerse cargo de los daños siempre que exista un siniestro con cargo al pago de los alquileres.Son habituales varias particularidades, como una franquicia, y diversas exclusiones como el desgaste, la rotura de cristales y espejos, las pintadas, etc…

  • Defensa y reclamación del contrato de arrendamiento.

Esta garantía completa el círculo que protege a los propietarios al garantizarle los gastos y el asesoramiento judicial en los conflictos relacionados con el contrato de arrendamiento, incluidos los juicios por desahucio.

Otras garantías

Las pólizas suelen adornarse con otras garantías menos llamativas para los asegurados pero también importantes como pueden ser:  La defensa de otros seguros

  •  Reclamación en contratos de reparación o mantenimiento de las instalaciones
  •  Defensa de la responsabilidad civil penal
  •  Asistencia jurídica telefónica
  •  Reclamación de daños de origen extracontractual
  •  La defensa de derechos relativos a la vivienda o local

 

Dicho todo lo anterior, y contando que no es un tipo de seguro todavía muy conocido, lo más recomendable es que el cliente acuda a un corredor de seguros, para que le asesore adecuadamente en la contratación del producto que más se adecue a sus necesidades.

 

Carlos Fernández

Oficina NB21 Vigo

 

Hogar y comunidades Lo que hay que saber

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el seguro de tu comunidad de vecinos (III)

Published by:

comunidad-de-propietarios-quien-es-quien

1. ¿Cómo influye el estado de mantenimiento del edificio en la prima del seguro?

Casi todas las Compañías en edificios de más de 25 años suelen hacer inspecciones del riesgo por parte de sus peritos, éstos informan sobre el estado del edificio y a raíz de su informe se calcula la prima. En el cálculo de la prima también se tienen en cuenta si hay mejoras considerables independientemente de la antigüedad del edificio, por ejemplo en un edificio de 40 años con cubierta nueva, cambio total de las bajantes y montantes comunitarias, fachada en buen estado, etc. Para una compañía este edificio sería como nuevo a pesar de sus años, por lo que la prima cambia y mucho a favor de la Comunidad.

2.  ¿Y la edad de la construcción?

Cuanto menos años tenga  el edificio más económica es la prima del seguro.

3.      Las terrazas particulares de una vivienda, ¿están cubiertas por el seguro de la comunidad?

Las terrazas de una vivienda en un edificio son consideradas zonas comunes aunque su propietario tenga el usufructo de ellas y tenga la obligación de mantenerlas en buen estado, salvo que la división horizontal del edificio considere las terrazas como zonas privadas (cosa poco habitual). En cuanto a la cobertura de la póliza, si los daños son por un incendio o por una explosión, al ser parte del continente estarían cubiertas. Es muy habitual que se produzcan  filtraciones de agua de lluvia a través de las terrazas, en este caso la cobertura dependería de si la Comunidad la tiene específicamente contratada. En caso afirmativo, se cubrirían los daños provocados por dichas filtraciones, sin embargo la reparación de la terraza siempre sería a cargo de la Comunidad.

4.      Hemos tenido un siniestro en el ascensor, ¿se hace cargo el seguro de la comunidad o es cosa de la empresa de mantenimiento?

Depende del tipo de siniestro, habitualmente la empresa de mantenimiento cubre casi todas las averías mecánicas, no así las eléctricas que estarían cubiertas por el seguro comunitario,  siempre y cuando se contrate la cobertura de avería de maquinaria.

5.      ¿Cuánto cuesta el seguro de comunidad? ¿Es más caro dependiendo del número de viviendas?

Los costes dependen de muchos factores, metros cuadrados del riesgo, año de construcción, conservación; cuantos más metros cuadrados tenga más cara será la prima.

6.      ¿Cuáles son los siniestros más comunes en las comunidades?

Los daños por agua sin duda. El 80% de los siniestros más comunes son debidos al agua.

7. ¿Los locales comerciales deberían participar en el seguro de la Comunidad?

Sí ya que son parte del continente del edificio.

8.  ¿Qué pasa si el capital asegurado es inferior al capital real?

Es importantísimo que el capital del continente de la Comunidad esté bien valorado para evitar la aplicación de infraseguros.  De darse este caso, en el momento del siniestro se aplicaría la regla proporcional a la hora de indemnizar, provocando una reducción en la indemnización que puede llegar a ser un verdadero perjuicio económico  para la Comunidad.

9. ¿En caso de siniestro (por ejemplo incendio o inundación), ¿cubre el seguro de comunidad el contenido del piso afectado?

Depende de las condiciones de la póliza y las coberturas. Se entiende como piso afectado aquel que sufre los daños como consecuencia del siniestro acaecido en otro piso/superficie de la Comunidad  El propietario, frente a la Comunidad, es un tercero, salvo que la póliza limite esta circunstancia. Al considerarse tercero, si la Comunidad tiene contratada la garantía de Responsabilidad Civil Inmobiliaria, el contenido quedaría cubierto por dicha cobertura. Para calcular el importe de la indemnización al que tendría derecho se deduciría el importe resultante de multiplicar el valor a indemnizar por el porcentaje de copropiedad en la Comunidad. Es algo que habría que revisar en cada caso.

 

Hogar y comunidades Lo que hay que saber

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el seguro de tu comunidad de vecinos (II)

Published by:

Ahorro-energia-ascensores

Publicamos la segunda parte de este post con más dudas resueltas sobre el seguro de comunidades. Estamos elaborando una tercera parte con las preguntas que nos estáis enviando. Agradecemos a nuestro compañero Antonio Canle, especialista en este tipo de seguros, su colaboración en las respuestas.

1.      En caso de inundación o incendio en una vivienda, ¿cubre el seguro los daños a otras viviendas?

Los daños por agua estarían incluidos si la Comunidad tiene contratadas tanto la cobertura de tuberías generales como de tuberías privadas.

En caso de incendio en una vivienda, los daños que provoque en otras estarían cubiertos pero sólo en el continente.

2.      ¿Los daños en ventanas o balcones están cubiertos por el seguro de la Comunidad?

Depende del tipo de daños a los que nos refiramos, estarían cubiertos los cristales de las ventanas siempre y cuando den a fachadas o patios de luces. Estaría cubierta la ventana por un incendio o por daños que pueda provocar el viento (siempre y cuando supere la velocidad que estipulan las pólizas).

3.      ¿Cuáles son las coberturas que todo seguro de Comunidad debe tener?

En  todo seguro de Comunidad  es imprescindible tener es la Responsabilidad Civil y las denominadas  garantías básicas de los multiriesgos (incendio, explosión, daños por agua, daños eléctricos, protección jurídica, robo, etc.).

4.      ¿Qué elementos de seguridad exigen los seguros para cubrir los riesgos?

Para contratar una póliza de Comunidad las Compañías de Seguros no suelen exigir ninguna medida de seguridad, ahora bien si se hace mención por parte de todas que si en los bajos del edificio existen: discotecas, cines, talleres, pirotecnias, almacén de explosivos, etc., la compañía podría agravar la prima o desistir de la contratación de la misma. En estos casos tendríamos que ver que compañía es, que actividad tiene el local en cuestión (Un almacén de explosivos o una pirotecnia, por ejemplo, puede llevar a que la compañía no acceda a la contratación de la póliza, en este sentido cada compañía  tiene sus normas de selección de riesgos y de contratación)

5.      Si un coche se incendia en el garaje, ¿qué cubre el seguro de la comunidad? ¿Y en caso de robo?

Si un coche se incendia en el garaje, el seguro de la Comunidad cubriría exclusivamente los daños al continente del edificio y posteriormente reclamaría esos daños a la aseguradora del vehículo que provoca los daños.

En caso de robo de un vehículo el seguro comunitario no cubriría nada. Ahora bien, aunque no es habitual su contratación, sobre todo por el coste que supondría, dentro de las garantías opcionales que tiene el seguro comunitario está la de “vehículos en garaje”, mediante esta cobertura alguna compañía podría cubrir el robo del vehículo pero limitándola a la total desaparición del vehículo y casi siempre con un límite, que habitualmente suele ser de 12.000 euros (independientemente del coste real del vehículo). Otras compañías dentro de esta cobertura excluyen el robo, la cobertura habitual para los vehículos son los daños por incendio, explosión o rayo.

6.      Hemos tenido un siniestro y la aseguradora de la comunidad dice que es cosa del seguro de  la vivienda y viceversa. ¿Qué podemos hacer?

Esto puede suceder cuando los vecinos no conocen las coberturas del seguro de la Comunidad, si tenemos un siniestro por rotura de tubería privativa, el seguro de la Comunidad no  lo cubriría si no se tiene contratada esta garantía, se tendría que dar parte a su seguro de hogar y lo mismo sucede si la rotura es de una tubería comunitaria, el seguro de hogar no lo cubriría y habría que dar parte al seguro de la Comunidad.  También puede darse el caso en que tanto el seguro de hogar como el de la Comunidad  cubran lo mismo, entonces hablaríamos de aplicación de coaseguros, por lo que ambas compañías entrarían en la indemnización del siniestro.

7.      En caso de daños personales en la calle por caída de elementos de la fachada, ¿qué cubre el seguro?

La cobertura de Responsabilidad Civil del seguro comunitario cubriría los daños personales ocasionados por la caída a la calle de cualquier elemento del edificio: cubierta, fachada, cornisa, etc. Siempre hasta límite del capital asegurado que suele estar entre 90.000-150.000 euros.

Hogar y comunidades Lo que hay que saber

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el seguro de tu comunidad de vecinos (I)

Published by:

comunidad-de-vecinos

Iniciamos aquí una serie de posts dedicados a los seguros de comunidades de vecinos, algo que todos tenemos pero a lo que muchas veces no le prestamos la atención debida. Agradecemos a nuestro compañero Antonio Canle su ayuda como especialista para responder a estas preguntas.

 

1. ¿Es obligatorio que las Comunidades tengan seguro?
No, no hay obligatoriedad pero sí es conveniente que las Comunidades tengan seguro que cubra la Responsabilidad Civil, en mi opinión esto debería ser obligatorio.
2. ¿Cubre el seguro de Comunidad los daños en el interior de las viviendas?
Sí, dentro de las coberturas de las pólizas, la gran mayoría de ellas cubren los daños en el interior de las viviendas (incendio, explosión, daños por humo, daños por agua, daños estéticos, daños eléctricos, etc.)
3. ¿Cuáles son las coberturas más habituales?
Las coberturas más habituales como todos los multiriesgos son muy amplias: incendio, explosión, rayo, daños por humo, impacto de vehículos, impacto de aeronaves, intervención de cuerpos de extinción de incendios,…
4. ¿Cuánto cuesta un seguro de Comunidad?
Las primas de los seguros comunitarios dependen de muchos factores: antigüedad del edificio, los metros cuadrados, las coberturas que quiera cada uno (dado que además de los paquetes básicos están las coberturas optativas), el estado de conservación del edificio, las reformas y mejoras que se hayan efectuado; los factores más importantes son los dos primeros, de ahí se calcula el valor del continente que es lo que encarece o abarata la prima.
Ejemplo:
Comunidad año edificación 2000, 2.000 m2, un capital asegurado de 2.000.000 de euros y con las coberturas necesarias para estar bien cubierto se podría contratar desde 1.406 euros
Comunidad año edificación 2010 con el mismo capital, mimos m2 y mismas coberturas se podría contratar desde 971 euros al año.
Esto es a título orientativo, ya que hay más factores que pueden influir en el precio, sin embargo un valor muy determinante son los años de construcción.

5. ¿Por qué en algunas comunidades el garaje tiene un seguro distinto?
La mayoría de las comunidades de vecinos no tienen constituidas comunidad de garajes, es decir los garajes están incluidos en la comunidad de viviendas y por lo tanto el seguro sería común para todo el edificio. En caso de existir Comunidad de Garajes constituida eso significa otro CIF distinto y por lo tanto se tendrían que contratar también pólizas distintas. En este caso existen pólizas específicas para estos riesgos, donde el coste también es inferior porque no existirían ciertas coberturas como daños estéticos, tuberías privativas etc. A tener en cuenta también en este caso es que los siniestros se tramitarían por una póliza distinta no afectando a la siniestralidad de la póliza de viviendas.
6. ¿Qué sucede en caso de daños por desastres naturales?
En caso de desastres naturales, terremotos, huracanes, maremotos, etc., intervendría el Consorcio de Compensación de Seguros que es el que indemnizaría los daños sufridos en la Comunidad, siempre y cuando dicho edificio tenga un seguro. El Consorcio interviene siempre en los casos en que el viento supere los 120 km/h o la lluvia, desbordamiento de ríos, lagos, etc  provoque la inundación de la calle donde se encuentra el edificio y cause daños al mismo.

. Sin embargo también puede intervenir en aquellos siniestros en los que aunque no se hayan dado estas condiciones, como por ejemplo en las llamadas ciclogénesis, el territorio afectado por este fenómeno meteorológico sea muy amplio.

 

7. ¿Cubre el seguro los deterioros causados por desgaste o envejecimiento de los edificios?
No el seguro de Comunidad, por regla general, no cubre la falta de mantenimiento de los edificios.

Os invitamos a hacernos llegar vuestras preguntas a través de este blog o de nuestras redes sociales: @Norbrok21 en Twitter y Norbrok21 en Facebook. Estaremos encantados de responderlas.