Seguros al desnudo » junio 11, 2014

Daily Archives: junio 11, 2014

Lo que hay que saber Seguros de vida riesgo

El seguro de vida: Garantizar la seguridad de tu familia.

Published by:

vida riesgo

Cuando hablamos de seguros de vida, en el sector solemos referirnos a ellos como “seguros de vida riesgo”, ya que seguros de vida en general hay muchísimos (cualquier seguro que tenga cobertura de fallecimiento, como un plan de pensiones, es un seguro de vida). Sin duda es de uno de los tipos más importantes de seguro que una familia puede y debería tener, ya que es el que realmente va a garantizar que el nivel de vida de la familia (o del beneficiario que se decida) va a poder continuar en caso de fallecimiento o invalidez.

Las garantías más comunes en un seguro de vida riesgo son el fallecimiento por cualquier causa, y la invalidez absoluta y permanente por cualquier causa. Pero puede ser que solo se contrate la de fallecimiento (sin la de invalidez). Además de estas dos, los seguros de vida tienen una amplia variedad de garantías opcionales.

Se trata de dos situaciones en las que nos cuesta mucho pensar. De forma natural todos somos reacios a imaginar qué pasará si fallecemos o si ya no podemos seguir trabajando por una invalidez. No obstante, este es un riesgo universal (nos afecta a todos) y, probablemente, el único riesgo que podemos tener la certeza de que sucederá tarde o temprano.

Sin embargo, mientras que el seguro de decesos tiene una penetración mayoritaria en la sociedad española (algo que no sucede en otros países) el seguro de vida sigue estando vinculado al hecho de asumir riesgos financieros: Si pedimos un crédito o una hipoteca será condición sine qua non para su concesión que tengamos un seguro de vida que cubra los capitales que vamos a pedir prestados. Esta situación convierte a los bancos en los grandes comercializadores de seguros de vida riesgo, aunque su única preocupación es cubrir el capital que nos prestan. Pero hay más cosas que deben tenerse en cuenta.

La finalidad principal de un seguro de estas características debe ser asegurar que la familia podrá continuar con su nivel de vida durante un tiempo ante la merma de ingresos que supone la desaparición de una de las personas que la componen. En este sentido, la palabra clave es tranquilidad. Parafraseando una conocida canción de Sabina (que sirve para una campaña de una conocida aseguradora), “Si lo que quieres es vivir mil años…”

Se trata de garantizar que tus hijos podrán estudiar, que se podrá hacer frente a las cargas financieras… en definitiva, que tu familia no tendrá que pasar apuros económicos si tú ya no estás. Ese es el verdadero sentido de un seguro de vida riesgo.

¿Es caro un seguro de vida? Rotundamente no. A modo de ejemplo, un seguro para una persona de 40 años que garantice un capital de 100.000 euros en caso de fallecimiento o invalidez permanente y absoluta cuesta menos de 40 céntimos al día. 

¿Qué capitales debo asegurar? Depende de varios factores: número de hijos, nivel actual de ingresos, cargas financieras… La decisión es siempre tuya, pero los corredores de seguros tenemos mucha experiencia en este campo y podemos analizar contigo cuál es tu situación y aconsejarte la mejor opción.  Las aseguradoras ofrecen muchas coberturas adicionales: gastos de sepelio, testamento, repatriación, cobertura por enfermedad grave, doble o triple capital asegurado en caso de fallecimento por accidente… Se deben analizar con calma tus circunstancias y ver qué es lo que se ajusta mejor a tu situación personal y familiar.

Cada vez más aseguradoras ofrecen la garantía de dependencia, que permite disponer al asegurado de una renta en caso de verse en esa situación. Esto permite complementar la renta pública que se percibe para acceder a mejores cuidados o de más calidad.

Es importante destacar que los bancos suelen exigir al cliente la contratación de un seguro de vida con su compañía de seguros para la concesión de un préstamo o crédito. Legalmente no pueden obligar al cliente a contratar dicho seguro con su compañía de seguros. Por eso es relativamente frecuente que el banco intente presionar en la negociación del préstamo o crédito para que dicho seguro sea contratado con la compañía aseguradora ofertada por el banco. Si estás en esa situación, infórmate en tu corredor de seguros de cuáles son las opciones que más que te convienen, y convierte una obligación en una oportunidad.

Normalmente el momento en el que uno decide formar una familia es el idóneo para plantearse este tipo de seguro, ya que es cuando nuestra vida cambia: a partir de entonces tenemos hijos que dependen de nosotros y pasan a primer plano en nuestro orden de prioridades. Dado que no vas a vivir mil años, merece la pena hacer un pequeño esfuerzo para asegurarte su tranquilidad en el futuro.